Etiquetas:

Fuente (editada): europapress | 25 Ene. 2021

La Plataforma Trans ha defendido la gestión de la ministra de Igualdad, Irene Montero, al frente de su departamento después de que la Confluencia Movimiento Feminista (CMF) haya reclamado este lunes su cese al presidente del Gobierno, al considerar que sus políticas están tomando “una deriva antifeminista”.

La CMF ha criticado, entre otras cosas, la decisión de Montero de redactar la Ley Trans que está preparando su departamento situando “la llamada identidad de género” y “no el sexo” en el centro de las desigualdades entre hombres y mujeres. Esta decisión, según denuncian, permite que “cualquier hombre que se autodetermine mujer” pueda acceder a las “cuotas reservadas” y “espacios específicos” para mujeres.

A través de un comunicado, recogido por Europa Press, la organización que representa al colectivo trans opina que Montero está comprometida de forma decidida con “la igualdad de todas las mujeres y niñas”, así como con la que concierne al colectivo LGTBI y señala que la ministra cuenta “con un amplio apoyo de los movimientos feministas, LGTBI y colectivos sociales”.

A su juicio, las políticas públicas y propuestas legislativas del Ministerio de Igualdad parten de “un principio feminista, inclusivo, intersecional y transversal” donde “ninguna mujer queda atrás”.

La Ley Trans: Una propuesta legítima

La plataforma ha recordado que la Ley Trans, que la CMF quiere paralizar, cuenta con el apoyo de más del 96% de personas que participaron en la consulta pública de esta propuesta y cuenta con el apoyo de gran parte del feminismo que defiende “el avance en derechos de las personas trans”.

“Todos estos apoyos, donde se incluyen también numeroses profesionales, hacen de la Ley Trans una propuesta legitima y que viene a saldar la deuda que la democracia tiene con las personas trans”, han explicado.

Desde la organización critican que estos grupos anti derechos trans han “elevado la presión hacia el Ministerio de Igualdad, convirtiendo a Irene Montero en el blanco de su guerra contra el avance en derechos” del colectivo, alineándose “con la ultraderecha y fundamentalismos religiosos”, como, según apuntan, ya ha sucedido en otros países.

“Representa a todas las mujeres”

“El feminismo ha sido y es la herramienta para luchar por la igualdad de condiciones y contra todas las opresiones, siendo una estrategia que se ha enfrentado a las políticas excluyentes, negacionistas y opresivas de la ultraderecha”, ha declarado la presidenta de la plataforma, Mar Cambrollé.

A su juicio, es “perverso atrincherarse bajo las siglas del feminismo para oprimir a las personas trans y atacar a un Ministerio” que, según ha destacado, “por primera vez representa a todas las mujeres”. En su opinión, las políticas de Montero “están más que avaladas por el sujeto político”.

“El progreso histórico es imparable y, sin lugar a dudas, el Siglo XXI será el de la liberación de las personas trans”, ha concluido Cambrollé.