Etiquetas:
Ángels Barceló dedica su editorial a repetir el informe dictado por la vicepresidenta sin revisar los datos.

Fuente (editada): LA ÚLTIMA HORA | 22 de febrero de 2021

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha filtrado de nuevo a la Cadena Ser y, el pasado lunes 22, el programa de Ángels Barceló ha contado un supuesto informe que ha realizado el equipo de Calvo sobre la legislación europea en relación con los derechos de las personas trans.

Al poco de hacerse público, varias cuentas en redes sociales han comenzado a señalar que el informe está plagado de errores. Sin embargo, ni la Ser ni Ángels Barceló han verificado los datos que les ha facilitado la Vicepresidenta. Tanto es así, que la propia presentadora de Hoy por Hoy ha utilizado el informe en su editorial en el que ha disparado, como viene siendo costumbre, contra Podemos y el Ministerio de Igualdad.

El informe asegura que todos los países europeos registran en su legislación mayor “garantía” para el cambio en el DNI de las personas trans. Uno de los ejemplos señalados por la vicepresidenta y reproducido sin cuestionamiento por Ángels Barceló es Malta, pero resulta que en ese país no se pide más que la declaración expresa, tal y como propone el Ministerio de Igualdad y los colectivos trans.

La Vicepresidenta pone a Francia como ejemplo de país que ha legislado sobre la autodeterminación de la identidad sexual, pero no es cierto, ya que en el país vecino no existe la libre determinación de la identidad sexual, de hecho exigen tener el aspecto físico del sexo al que se quiere cambiar registralmente, y es obligatorio un tratamiento.

También señalan a Dinamarca como ejemplo legislativo obviando que ya se ha introducido una enmienda en el Parlamento para acabar, precisamente, con el periodo de reflexión previo a que las personas trans cambien el DNI. Se trata, en definitiva, de una información desfasada o de un equívoco intencionado.

Finalmente, varias personas han apuntado en redes que la Cadena Ser es el “aparato” para reproducir los argumentos de Moncloa.