Etiquetas:

En el día de hoy ha tenido lugar una reunión con la Oficina Nacional de Lucha Contra los Delitos de Odio de la Secretaría de Estado de Seguridad, dependiente del Ministerio del Interior, solicitada por la Federación Plataforma Trans, en la que también han participado el Observatori Contra l´Homofobia de Catalunya y Euforia. Familias Trans-Aliadas.

En representación de la Oficina ha asistido el Responsable del Área de Estadística y Atención a Víctimas de la Secretaria de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior y máximo representante de la Oficina Nacional de Lucha Contra los Delitos de Odio, así como el resto de sus integrantes. Por parte de las entidades sociales, Mar Cambrolle, presidenta de la Federación Plataforma Trans, Eugeni Rodríguez, director del Observatori Contra l´Homofobia de Catalunya y Natalia Aventín, presidenta de Euforia. Familias Trans Aliadas.

En un contexto de aumento de delitos de odio hacia la población LGTBI, como se desprende del último informe del Ministerio del Interior, así como del propio Observatori Contra l´Homofobia, y ante la escalada de agresiones, mofas, burlas y humillaciones hacia las personas trans, las entidades sociales han trasladado esta preocupación, además de propuestas concretas para aunar esfuerzos en la búsqueda de herramientas que contribuyan a la lucha contra el odio y para garantizar el respeto hacia una sociedad diversa.

Entre las propuestas destacan el cierre de cuentas en redes sociales que promuevan odio, vejaciones y humillaciones hacia las personas por su orientación o identidad sexual y un teléfono de atención a las víctimas para el asesoramiento legal y la atención psicosocial. También se ha recalcado, como recurso imprescindible, la formación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en materia de diversidad sexual y expresión de género, haciendo hincapié en que es el momento para que España, al igual que ya lo han hecho diferentes países de la eurozona, incluya en el código penal como delito la transfobia y la homofobia.

En esta primera reunión se ha visto por ambas partes la necesidad de seguir coordinándose para que los recursos ya existentes de la Oficina Nacional de Lucha Contra los Delitos de Odio lleguen a la ciudadanía de manera más eficaz y. en otro orden. facilitar que las entidades den traslado de indicadores, propuestas y evaluaciones sobre dichos delitos y recursos disponibles.

“Las personas trans estamos viviendo una situación gravísima de vejaciones y agresiones que no se corresponden con un Estado de Derecho ni de progreso. Es responsabilidad de las instituciones velar por la seguridad y bienestar de todas las personas, sea cual sea su orientación o identidad sexual. Por ello es urgente poner freno a esta escalada de trans odio con herramientas eficaces”, declara Mar Cambrollé.

Por su parte, Eugeni Rodríguez, presidente del Observatori Contra l’Homofòbia de Catalunya, ha destacado “es absolutamente necesario que las diferentes entidades del territorio puedan participar de forma activa y coordinada en el diseño, elaboración y puesta en práctica de las políticas públicas contra los delitos de odio”. A su vez, en la reunión ha pedido al representante del Ministerio del Interior que mantenga y potencie esta coordinación.

Desde la entidad de familias, Euforia, han resaltado la necesidad de observar el bullying desde una perspectiva LGTBI, puesto que muchas de las agresiones hacen referencia a la orientación e identidad sexual o expresión de género de las personas agredidas, incorporando esta realidad a las actuaciones que ya se vienen realizando desde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en colaboración con los centros educativos.