Etiquetas:
El sentido de voto del partido socialista, que parlamentaries de la Cámara Baja han calificado como un equivalente al posicionamiento “con la ultraderecha que niega derechos”, les sitúa en un aprieto sobre cómo afrontar las movilizaciones del Orgullo que, según ha podido saber LÚH, van a poder celebrarse el presente año

Fuente (editada): LA ÚLTIMA HORA | Alba González | 18 de mayo de 2021

La aprobación de la denominada ‘Ley Trans’ es algo que desde el colectivo LGTBIQA+ viene suponiendo una de las reivindicaciones más notorias de los últimos años. La firma para su propulsión en los acuerdos en el seno del Gobierno de coalición y la publicación de su borrador ha puesto en el centro la visibilidad de las personas trans, tematizando las proclamas del Orgullo en torno a la necesidad de legislar para garantizar sus derechos y libertades.

Sin embargo, el PSOE ha decidido abstenerse en el debate parlamentario celebrado ayer para aceptar a trámite la ley, amparado en las posiciones que Carmen Calvo ha difundido desde que se conociera el inicio de los diálogos para su redacción, que le han valido, incluso, las reprendas internas de compañeras de partido, como Carla Antonelli, quien participara en las bases del texto presentado por el partido socialista en la Cámara Baja durante el año 2019.

Aunque el sentido de voto no ha sorprendido en el hemiciclo, parlamentaries han expresado su asombro ante la decisión, ya que el borrador no solo se basa en los marcos jurídicos europeos actualmente vigentes, sino también en la propia propuesta que el PSOE llevaba a la Cámara en la anterior legislatura como oposición. “Es difícil de creer que una ley que tenía seguridad jurídica en el año 2019 no la tenga en 2021”, apuntaba la ministra de Igualdad, Irene Montero, en su intervención.

Susana Ros, en su turno de palabra, ha alegado motivaciones jurídicas que posteriormente responderían al sentido de voto de su grupo, sin embargo, la ‘Ley Trans’ encuentra avales en el derecho europeo y en diferentes comisiones. “Es una ley coherente con lo que nos está pidiendo Europa. […] Europa nos está diciendo con claridad que la libre determinación de género es la única manera de garantizar los derechos de las personas trans”, contestaba también la ministra.

De facto, el objetivo principal de la ley radica en despatologizar totalmente a las personas trans, una tarea en la que también trabajan otros países y que cuenta con el apoyo de la OMS y de organismos europeos. Como la Resolución 2048, impulsada por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en 2015, con la que se instaba a los países miembro a poner en marcha los mecanismos legislativos necesarios para terminar con la discriminación por cuestiones de identidad y agilizar los procedimientos basados en la autodeterminación de las personas trans. Algo que se suma a los marcos jurídicos aprobados en varias Comunidades Autónomas, impulsados o secundados también por el PSOE.

 

Las organizaciones y personas del colectivo han mostrado su desacuerdo con la decisión del partido socialista. Jamás olvidaremos esta traición @PSOE. Espero que no vengáis al orgullo nunca más a querer hacer pinkwashing con nosotras. No sois bienvenidas”puede leerse en Twitter. “Si hoy no sale adelante la #LeyTrans, que a nadie del @PSOE se le ocurra poner un pie en las manifestación del orgullo ni en ningún evento organizado por y para el colectivo. Les vamos a echar, eso ténganlo bien claro”afirma otro usuario.   

 

 

Una decisión que les sigue valiendo críticas a la interna de la formación. “Por mucho que el PSOE haya bloqueado la tramitación de la Ley Trans, los militantes del PSOE *SÍ* apoyamos la Ley Trans y yo, personalmente, me siento muy decepcionado con la abstención de hoy”afirma un miembro del partido.