Etiquetas:
Al nacer fue asignada como niño, pero su identidad sexual es de mujer. Hace poco descubrió que tiene órganos reproductores gestantes funcionales.

Fuente (editada): CC NEWS | Brenda Torres | 18 DE NOVIEMBRE DE 2020

Mikey Chanel, una joven mujer trans que fue asignada como niño al nacer, se llevó una sorpresa al descubrir que tiene órganos reproductores gestantes funcionales. Tras el hallazgo, decidió quedarse embarazada.

“Nunca me sentí como un niño” 

Mikey tiene 18 años. Cuando estaba por nacer, en el centro médico le realizaron pruebas a su madre y le dijeron que esperaba una niña, sin embargo al nacer le asignaron el sexo masculino porque tenía pene y testículos.

Cuenta Mikey, quien vive en Boston, Massachusetts, Estados Unidos: “Nunca me sentí como un niño. Era considerada por todo el mundo como muy femenina y nunca pasé por la etapa de desarrollo puberal. Solo tengo un poquito de vello facial y siempre he tenido un cuerpo que es leído como femenino, con caderas y trasero”, detalla

Por esta situación recibía agresiones de sus compañeres en la escuela. Finalmente, a los 13 años, Mikey se declaró homosexual, pero incluso entonces consideraba ser una mujer trans.

Un examen destapó la sorpresa

En este 2020, un día después de tener relaciones sexuales, Mikey tuvo una extraña sensación después de orinar, por lo que fue al centro médico y le realizaron una ecografía en su tracto urinario.

La sorpresa para ella fue mayúscula cuando llegaron los resultados: “Me dijeron que tenía cuello uterino, ovarios, útero y trompas de Falopio, y que podía quedar embarazada si quería”.

Joven mujer trans queda embarazada tras descubrir que tiene órganos reproductores gestantes

“Yo pensé que era una broma. Ni siquiera sabía que eso era posible. Dije ‘jaja, ¿dónde están las cámaras?’, y entonces me mostraron el útero en la pantalla”.

Mikey tiene un tipo de intersexualidad conocido como “conducto de Müller persistente”, una condición poco común en la que una persona con cariotipo XY tiene pene y testículos externamente, y órganos reproductores gestantes internamente.

“Mis testículos resultaron infértiles pero me dijeron que mis ovarios estaban funcionando”, explicó la joven.

Aunque no existen pruebas médicas concluyentes que lo aconsejen, en el centro médico le recomendaron practicarse una histerectomía total, diciéndole que podía desarrollar padecimientos que podrían poner en peligro su vida, como por ejemplo cáncer. Esto es una práctica muy habitual entre las personas intersex y/o trans, a las que esterilizan sin necesidad.

En lugar de ofrecerle la opción de tener revisiones periódicas para asegurarse de que no desarrolla un cáncer, la empujaron a hacerse una histerectomía para esterilizarla y dejarla sin hormonación natural. Es como si a cualquier mujer cis que llega a la menopausia le dijeran que le van a extirpar los pechos porque tiene un riesgo alto de desarrollar cáncer de mama.

Menos mal que Mikey quiso primero concebir antes de realizarse el procedimiento que le quitaría esa posibilidad.

“No puedo esperar a ser madre”

La joven recibió diversos tratamientos de fertilidad, que incluyó una inyección intracitoplasmática de espermatozoides o ICSI, es decir, la fecundación de los ovocitos por inyección de un espermatozoide.

Debido a que Mickey no tiene cavidad vaginal, los óvulos fecundados fueron implantados en sus trompas de Falopio a través de una incisión abdominal, explica Daily Mail.

Mikey ahora está embarazada de cuatro meses: “Me dijeron que solo había un veinte por ciento de posibilidades de que funcionara, pero funcionó. Estaba tan sorprendida y feliz. No puedo esperar a ser madre”.

A Mikey le recetaron estrógenos para ayudar con el embarazo y espera equilibrar su cuerpo hormonalmente después de que nazca el bebé. Como cualquier otra madre.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Mikey Chanel (@mikeychanel)