Etiquetas:

En este periodo de confinamiento hemos continuado transitando el camino, Euforia ha evolucionado. Hubo un comienzo de desorientación cuando el mundo se paró: sentimos frustración por no poder celebrar nuestra R-unión, trabajar en las leyes, reivindicar, visibilizar, formar, informar… pero nos sobrepusimos. Llegó el momento en el que fuimos conscientes de que dentro de la tormenta debíamos continuar, podíamos seguir haciendo lo que es nuestra prioridad, acompañarnos.

El Día de la Visibilidad lo sentimos así. Después de un año duro, lleno de dificultades, hemos aprendido a buscar alternativas.

Nos hemos reconvertido realizando encuentros virtuales por grupos según las edades de nuestres hijes, y un encuentro virtual específico para personas no binarias. Mediante dinámicas nos hemos conocido y sincerado, lanzado preguntas específicas a cada grupo para conocer las vivencias de cada familia, el punto en el que se encuentran, aprender unes de otres, compartiendo las dudas y aprovechando la oportunidad de ofrecer información, estrategias, calor y apoyo.

Agradecemos la participación en las dinámicas a cada familia, cada hije. La generosidad de compartir sus experiencias con el resto nos enriquece a todes.

Nos sentimos más cerca, con más energía, fortaleza y con la clara determinación de que si nos sentimos bien internamente no habrá nada fuera que pueda pararnos.