Etiquetas:

Fuente (traducida y editada): Other Nature Shop | 6 de abril de 2021

En enero de 2020 se formó un nuevo Gobierno progresista en España. Es una coalición entre el Partido Socialista (PSOE) y un partido de izquierda alternativo llamado Unidas Podemos. Ambos partidos incluyeron legislación para personas trans en su programa electoral, y ambos habían propuesto dos leyes a nivel nacional durante la última legislatura. Sin embargo, el periodo terminó cuando el Gobierno no pudo aprobar el presupuesto anual y el presidente convocó elecciones anticipadas.

El nuevo Gobierno se formó para traer más estabilidad, y las organizaciones trans pensaron que debería ser fácil proponer y aprobar la tan necesaria “Ley Trans”. Sin embargo, una ruptura interna en el Gobierno entre los dos partidos ha bloqueado el desarrollo de esta ley. También ha generado una ola de críticas contra los derechos trans como nunca se ha visto en España. Aún más problemático es que las personas impulsoras de esta regresiva corriente anti-derechos son destacados políticas de izquierda, medios de comunicación de izquierda y líderes feministas, que en otras ocasiones fueron defensoras de los derechos trans.

Después de más de un año de intentar persuadir al Gobierno español para que reintrodujera la Propuesta de Ley que ya propusieron en 2019, el activismo trans surgió de la desesperación y decidieron iniciar una huelga de hambre como último recurso para hacer avanzar las cosas.

Lea el comunicado de prensa multilingüe de Euforia (incluidos DE y EN) sobre la huelga aquí.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Other Nature (@othernatureshop)

 

Pablo Vergara (@kagukun) nos habla sobre la historia de las leyes de autodeterminación de la identidad sexual en España, el debate nacional actual en torno a este tema, la huelga de hambre de activistas trans para aprobar la Ley trans y las estrategias para ejercer presión política sobre el gobierno para incidir en el cambio legislativo.