Etiquetas:
Lo mantienen gracias a un aporte de Amas de Casa y a parte de los ingresos que obtienen como trabajadoras sexuales. Además de la merienda, les niñes reciben la cena dos veces a la semana. La inmensa lucha hoy y cómo podés ayudar.

Fuente (editada): tiempo de San Juan | Natalia Caballero | 24 de marzo de 2020

Mientras una de las chicas prepara la chocolatada otras se encargan de sacar las sopaipillas de las ollas, les espolvorean azúcar y ya están listas para que les más de 50 pibes que esperan en la puerta de la casa del barrio Las Lagunas, de La Bebida, Rivadavia, se lleven a sus casas para disfrutar en familia. Para algunes, es la única oportunidad de merendar potente en la semana. El merendero “Infancias felices” lo fundó un grupo de mujeres trans que mantienen este espacio solidario gracias a los aportes de Amas de Casa y al dinero que recaudan fruto del trabajo sexual que ejercen. La lucha por darle de comer a les chiques en plena cuarentena por el coronavirus.

El merendero nació luego de que organizaran dos chocolates para el Día del Niño. El éxito fue rotundo, se llenó de peques del barrio y también del vecino. Fue así como empezaron a soñar con armar este merendero que ahora además de dar la merienda también ofrece un plato de comida dos días a la semana. “Se viene gestionando hace mucho, empezamos a pedir colaboración y ahora largamos bien fuerte. Recibimos la ayuda de Amas de Casa, por eso pudimos dar kits escolares a principio de marzo pero queremos seguir creciendo”, explicó Ana Paula O’Connell, la dueña de la casa que funciona como un refugio para mujeres trans que son expulsadas de sus casas.

Un grupo de mujeres trans armó un merendero que alimenta a 50 pibes en La Bebida

Como el aporte que reciben no es suficiente para darle la merienda y asegurar una comida diaria a las familias del barrio Las Lagunas, también usan parte de lo que ganan fruto del trabajo sexual que ejercen. Ninguna en este caso por elección sino porque no les queda otra. Dentro del grupo hay chicas que son profesoras de inglés, hay peluqueras y hasta una con título de chef.

Una de las claves para que todo funcione es la organización. El merendero abre martes y jueves y el comedor miércoles y viernes. Mientras que algunas se encargan de hacer la chocolatada, otras hacen los sólidos (algunas veces sopaipillas, bizcochuelos o pan casero). Además del grupo abocado a la merienda, hay otro que hace los guisos y polentas con tuco que ofrecen en La Bebida dos veces a la semana. Las familias de les pibes las suelen ayudar para que la entrega sea ordenada. Ellas piensan en el invierno ya que no tienen una galería techada y no quieren que les chiques se enfermen.

Un grupo de mujeres trans armó un merendero que alimenta a 50 pibes en La Bebida

Cocinar para 50 no es tarea sencilla y menos si tenés una sola cocina y las ollas que han juntado (algunas las traen de sus casas anteriores, otras las compraron). Pero aún así se las rebuscan porque lo que abunda es el espíritu de la solidaridad. Es tanta la necesidad, que aseguran que muchas veces les niñes van sin platos porque no tienen.

Al merendero lo activan ocho chicas que viven en el refugio de Ana Paula, quien resultó beneficiada con esta casa del IPV, que decidió poner al servicio de otras mujeres trans que son rechazadas por sus familias. Después muchas logran ser contenidas por sus familias, quienes terminan aceptando, pero otras no. El clima de alegría que se vive en el merendero es contagioso. Aunque la mayor parte de ellas son atravesadas por historias duras, le ponen una fuerza admirable.

Un grupo de mujeres trans armó un merendero que alimenta a 50 pibes en La Bebida

Con la pandemia del coronavirus y la cuarentena se les está complicando mucho funcionar. Es que no pueden salir a trabajar y entonces los recursos son menos. Es por eso que están pidiendo solidaridad a quienes puedan ayudarlas. Quienes puedan colaborar enviando alimentos vía delivery (que es lo único permitido) comunicarse al 02646717675.

Este grupo de mujeres trans sueña con poder crecer, con asegurarle el alimento a les pibes del barrio y conseguir un laburo que les guste y no las obligue a exponerse a situaciones a las que no quieren. Esperan esa oportunidad, esa chance que las aleje de la marginación social.

 

 

Quienes fundaron el merendero:

Ana Paula O’Connell, Luana Funez, Jimena Ponce, Zaira Mesina, Pía Pizarro de Silva, Sabrina Tobar, Zoe Esquivel, Wanda Ortega, Yanina González, Tatiana Quinto y Luisana Barroso.