Etiquetas:

Fuente (editada): ovejarosa | Gloria Moreno | 30 marzo, 2020

Marvel acaba de anunciar al nuevo equipo que compondrá el relanzamiento de New Warriors y, entre les personajes, estarán Snoflake, como no binarie, y su hermano gemelo, Safespace.

Marvel anuncia su primere superheroíne de género no binario

Es también importante la elección de los colores que llevarán cada une de elles: han optado por el rosa para el personaje cis Safespace y el azul para Snowflake.

En palabras de Kibblesmith, uno de les escritores de este cómic:

Safespace es grande y el típico chulito deportista. Puede crear campos de fuerza, pero solo puede activar su poder cuando está protegiendo a alquien. Snowflake es no binarie y utiliza el pronombre elle (They en inglés), y tiene el poder de generar shurikens cristalizados de copos de nieve. La connotación de la palabra “Copo de nieve” (Snowflake en inglés) en nuestra cultura es de algo que es frágil, pero este personaje lo convierte en algo letal. Snowflake es le personaje que tiene mayor poder ofensivo, mientras que Safespace es el que tiene mayor poder defensivo. La idea es que sean un espejo entre elles y que se complementen”.

En los cómics, la inclusión de un carácter no binario representa un gran trampolín cuando se trata de representar con precisión “el mundo fuera de los cómics”. Pero dar ese paso al nombrar a un personaje tan progresista como Snowflake, que se ha convertido en un término despectivo utilizado para llamar a alguien sensible (o peor) en Estados Unidos, es una forma un tanto rara de comenzar, por lo que el personaje ha sido recibido con cierta controversia.

 

 

Lo mismo ocurre con el Safespace, gemelo de Snowflake, otro término que a menudo se usa para burlarse de aquelles que buscan apoyar a las minorías de cualquier tipo, ofreciendo entornos y comunidades libres de prejuicios. Es posible (incluso probable) que Kibblesmith y Vecchio hayan inventado una historia significativa que explique el razonamiento detrás de esos nombres. Pero a primera vista, es desconcertante verlo.

De hecho, el escritor Daniel Kibblesmith explicó el proceso de pensamiento detrás de los nuevos nombres de personajes, diciendo que se trata de «adolescentes que luchan contra las etiquetas que se les han puesto».

«Es la idea de que estos son términos que se lanzan en Internet, y que no ven como despectivo tomar esas palabras y usarlas como insignias de honor».