Etiquetas:
La cómica tiene un canal de Youtube donde muestra su faceta más desconocida y expresa su opinión sobre asuntos de actualidad relacionados con el colectivo trans.

Fuente (editada): EL ESPAÑOL | Noé Guzmán | 12 abril, 2020

El programa Todo es mentira ha estado deliberadamente envuelto en la polémica desde su estreno en enero del pasado año. El espacio conducido por Risto Mejide (45 años) representa el carácter provocador de su presentador y, en sus primeros días de emisión, ya llevó a cabo una acción que hizo historia en televisión: una de sus colaboradoras sería la primera persona transexual en pisar la Fundación Franco.

La mujer en cuestión era Elsa Ruiz (33), cómica y youtuber trans que fichaba por el programa de Cuatro y que se encargó de entrevistar al presidente de la cuestionada organización, Juan Chinarro. En aquel aplaudido encuentro, la colaboradora lanzó preguntas como “¿Qué le parece que si Franco viviese probablemente yo no?” y se atrevió a proponer lugares a los que trasladar la momia del dictador, como “el último embalse que inauguró, el Museo de Cera de Madrid o un pasaje del terror”.

Desde aquel momento, la reivindicativa activista trans ha visto notablemente incrementada su popularidad y repercusión. Pero, ¿quién es realmente Elsa Ruiz?

 

 

Humorista, guionista, ilustradora… Esta polifacética madrileña se define, con el humor que la caracteriza, como “un unicornio con el cuerno desplazado” o “una pizza con piña”, porque “las pizzas no se convierten en pizzas por lo que llevan encima”, tal y como dice en uno de sus monólogos más virales.

En marzo de 2017, Elsa inauguraba su canal Lost in transition, una serie de vídeos en los que compartiría con sus seguidores sus vivencias como chica trans. En su primer vídeo contaba cómo tomó la decisión de iniciar su proceso de transición, un paso nada sencillo teniendo cuenta que lo realizó con cerca de 30 años y la llevó a pasar por problemas de ansiedad y depresión.

Siempre me he sentido diferente“, confiesa. “Me vestía de chica en la intimidad porque me serenaba y me ayudaba a sentirme bien”, relata la joven. Asegura que su peor momento lo vivió durante su adolescencia, cuando su familia decide mudarse a Marbella e inscribirla en un colegio privado de chicos.

Elsa Ruiz, la colaboradora trans de 'Todo es mentira' que protagoniza grandes polémicas

A punto de comenzar su carrera universitaria, Elsa regresó a la capital española y, gracias a sus estudios de Comunicación Audiovisual, descubrió su auténtica sexualidad: “Tuve que hacer de chica en algunos cortos y le di una dimensión pública a quien yo era realmente”.

En esa misma época, todavía sin dar el paso definitivo a la transición, Elsa comenzó a hacer monólogos, descubriendo así una forma de expresarse, explotar su creatividad y ganar dinero. Además, empezó a vestirse de mujer para salir con sus amistades y, después de que muchas de ellas la animaran, creó el personaje de Noah Constrictor, nombre con el que se dio a conocer en el mundo de la comedia. “Aquello me ayudó a poner las bases para tomar mi decisión. Me conocí y supe quién soy gracias a la comedia“, afirma.

Elsa Ruiz, la colaboradora trans de 'Todo es mentira' que protagoniza grandes polémicas

En diciembre del año pasado, Elsa Ruiz aprovechaba la plataforma de su programa para agradecer la intervención de Elsa Ramos, una niña trans de 8 años, en la Asamblea de Extremadura para defender los derechos del colectivo trans. “Cuando salí del armario con 27 años me dijeron que era tarde, no hay una edad adecuada“, expresó, dirigiéndose emocionada a la madre de la niña: “Dile a tu hija que desde hoy la de Frozen deja de ser mi tocaya favorita”.

 

 

Desde hace cuatro años Elsa mantiene una relación con Gema, una chica cis lesbiana. Un aspecto por el que ha tenido que aclarar en varias ocasiones la diferencia entre identidad y orientación sexual. “Tengo la suerte de estar con una persona que me cuida muchísimo, me quiere un montón y nunca me ha juzgado por el hecho de ser trans”.

Su novia es, precisamente, la encargada de grabar y editar cada uno de los vídeos que sube a su canal de Youtube. En el último de ellos, la colaboradora de Todo es mentira critica el hecho de que la actriz Belén Cuesta (36) interprete a un personaje transexual en la serie La casa de Papel: “Hay que apostar por el talento trans“, defiende.

Gracias a esa serie, en la que ya suma más de 100 vídeos, sus seguidores han podido conocerla mejor y descubrir su lado más personal, incluido el aspecto más dramático de pertenecer a un colectivo oprimido, una experiencia que le impedirá poder disfrutar de la nueva serie sobre la Veneno creada por los Javis, tal y como ella misma confiesa con la voz rota: “Me hace recordar ciertas cosas que he vivido, momentos desagradables… Me va a hacer pasar de nuevo por cosas que tengo que resolver todavía”.