Etiquetas:

Fuente (editada): EL DIARIO de la República | Florencia Espinosa | 08 de Mayo de 2020

La presencia de personajes transexuales en películas y series es limitada, y mucho más la inclusión de actrices o actores trans en otro tipo de papeles. En Argentina vimos en la serie “Pequeña Victoria” a Mariana Genesio, una actriz trans que interpretó a una mujer trans; o en el plano internacional a Laverne Cox, una reconocida actriz trans estadounidense que hizo de Shopia Burset en “Orange Is The New Black”. Son casos puntuales porque, incluso cuando hay personajes trans en una historia, quienes los interpretan son hombres o mujeres cis (es decir, personas cuya identidad sexual coincide con el sexo que le asignaron al nacer). Y el caso opuesto rara vez se da, ya que les actores trans nunca son convocades para otro tipo de representaciones.

Sí, los tiempos cambiaron, y las producciones se adaptaron, pero la inclusión aún no es completa. Hace apenas unas semanas que vimos, en el estreno de “La Casa de Papel 4”, que se agregó un personaje trans en la historia. “Manila” fue el seudónimo que eligió Julia, la prima de Dénver, interpretada por la actriz Belén Cuesta. En uno de los capítulos se observa que Dénver y su padre esperan a su “primo Juanito” en una parada de autobús para invitarle a participar del atraco, pero quien se baja del bus es una chica.

Ella les cuenta la transformación que vivió, algo que es aceptado por sus familiares. El tema se trata con respeto y es un gran aporte para incluir a las diversidades en las producciones audiovisuales. Pero lo que generó polémica fue la elección de la actriz. ¿Por qué no convocar a una mujer trans para interpretar al personaje? ¿Por qué no otorgarle la posibilidad laboral a actores de un colectivo tan invisibilizado, en situación de marginalidad y con poco acceso a oportunidades de trabajo?

“Si querían visibilizarnos hubiera estado bien que fuera una compañera la que ocupara ese espacio que, de otra manera, no tendría forma de ocupar, porque no llamarían a una chica trans para protagonizar otro tipo de personaje en ‘La Casa de Papel'”, explicó Maia López, periodista y activista trans. Y, sobre ese último punto, hizo hincapié: “Hay que deconstruir también la idea de que las personas trans sólo pueden hacer de personajes trans. Estaría buenísimo que pudieran hacer cualquier otro tipo de personaje y mostrar otras dotes interpretativas que no fueran ser simplemente una chica trans”, indicó.

Para lograr esa visibilización, los espacios deber ser ocupados. Pero no es sólo incluir, sino también cómo se hace: sin atarse a estereotipos y con oportunidades de verdad. “Como pasa ahora en la TV pública, con Diana Zurco como conductora de un noticiero. Eso es un gran logro, ya se deja atrás ese concepto de chica trans que va a hablar de moda o a hacer chistes, hay que romper con ese estereotipo y lograr una inclusión real, para que se pueda ocupar cualquier espacio”, agregó.