Etiquetas:
El Departamento de Estado espera poder emitir en 2022 documentos con la opción para personas de géneros no binarios, intersexual o fluido

Fuente (editada): EL PAÍS | Yolanda Monge | 27 OCT 2021

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha comunicado este miércoles la emisión del primer pasaporte en el que se ha marcado una casilla representada con una X para designar el género, como tercera opción frente a la de femenino o masculino. El pasado mes de junio, ese departamento anunció que iba a actualizar las opciones para la identificación de género y que, además, ya no sería necesaria una certificación médica si quien solicita el pasaporte no se identifica con el sexo que se le otorgó al nacer y que se refleja en sus documentos oficiales. Se espera que para el próximo año exista para elegir la opción de “no binario”, “intersexual” y “género fluido”.

Para la enviada especial diplomática para los derechos LGBTQI+, Jessica Stern, lo sucedido es “histórico”, ya que sitúa los documentos gubernamentales en consonancia con “la realidad actual”, en la que existe un espectro mucho más amplio de identidades de género más allá de las dos únicas opciones que se ofrecían hasta ahora. “Cuando una persona tiene documentos que reflejan su verdadera identidad, vive con mayor dignidad y respeto”, ha asegurado Stern, citada por la agencia Associated Press.

El Departamento de Estado aprovechó la ocasión para reiterar su compromiso a la hora de promover la libertad, la dignidad y la igualdad de toda la gente, incluidas las personas LGBTQI+. El comunicado del Departamento de Estado no proporciona la identidad de la persona a la que se le ha emitido este pasaporte. Una fuente oficial, citada por la misma agencia de noticias, no quiso confirmar si se trataba de Dana Zzyym, residente de Colorado, que se define como “intersex” y quien libra una batalla con la diplomacia estadounidense desde 2015. A Zzyym se le denegó entonces un pasaporte por no señalar ninguna de las dos opciones ofrecidas en la documentación y escribir “X” sobre las casillas “M” y “F” (masculino y femenino).

 

 

Zzyym nació con características genitales ambiguas, pero fue criade como un niño y, aunque se sometió a varias operaciones, no logró sentirse completamente masculino. Cuando fue al Ejército, lo hizo como hombre. Pero poco después comenzó a identificarse como intersex cuando trabajaba y estudiaba en la Universidad Estatal de Colorado. Cuando le fue denegado su pasaporte, Zzyym pretendía viajar a México para participar en una reunión de la Organization Intersex International.

Estados Unidos se suma a un reducidísimo grupo de países, como Argentina, Australia, Nueva Zelanda, Nepal y Canadá, que permiten que su ciudadanía designe otro género, aparte del masculino o femenino, en sus pasaportes. Joe Biden, en la Casa Blanca desde el pasado enero, ha hecho de la defensa de los derechos de la comunidad LGBTQI+ una de sus prioridades, en marcado contraste con su predecesor, Donald Trump.