Etiquetas:

Fuente: steilas | 22 marzo 2021

Con este título pancartero hemos querido dejar claro cuál es el objetivo de la última Unidad Didáctica presentada por el grupo de trabajo LGTBIQ+ del sindicato educativo STEILAS. Puede que ya la hayas descargado en el ordenador; puede que ya la tengas entre las manos.

Si es así, queremos decirte que se trata de un recurso para la reflexión. Encontrarás muchas preguntas en la unidad ¡NO A LAS IMPOSICIONES DE GÉNERO! Lo que la unidad plantea es que te hagas esas preguntas a ti misme, además de trabajarlas con les niñes y jóvenes de tu clase. De hecho, creemos que quienes trabajamos en educación, si nos aplicásemos a nosotres mismes lo que sea que exigimos a nuestro alumnado, tanto personal como colectivamente, pensaríamos más de dos y tres veces qué hacer y qué decir.

¿Acaso nos equivocamos?

Así que pregúntate. Pregúntate sobre el género; qué, cómo, por qué, cuánto, desde cuándo. Reflexiona sobre tu forma de vivir y expresar el género. La tuya y la de tu entorno. Abre los ojos y mira. Prepara tus oídos y escucha. ¿Para qué? ¿Por qué esto y por qué no eso otro? ¿Por qué soy A y por qué no B? ¿Por qué puedo hacer esto pero no lo otro? ¿Por qué unas veces sí y otras no? ¿Qué hace que una persona sea A o B? ¿Qué es ser A y ser B? ¿Qué pasa si lo que son A y B no está tan claro? ¿Qué tienen de natural A y B y qué de cultural y construido? ¿Qué ocurre si, de repente, A y B no son aquello que deben ser o si no son solo A y B aquello que podemos ser?

Estas preguntas, y muchas más, nos parecen absolutamente necesarias para poder entender el sistema que está detrás de la construcción del género. Porque, el género, se construye: es un proceso continuo que empieza a funcionar antes de que nazcan las personas y que nunca parará. Nombres, colores, pendientes, ropas, expectativas, oportunidades, castigos. Nunca terminaríamos de completar la lista. Esto sí, pero esto, no. Dos opciones únicas posibles y ninguna posibilidad de quedarse fuera.

Por lo visto, todo responde a una lógica natural.

Como ya te habrás dado cuenta, hemos representado estas imposiciones de género con un par de esposas. Azules y rosas. Llevar esa imagen a la portada de la unidad nos pareció tan significativo como fácil de entender, un mensaje directo. Somos conscientes de que romper con el peso que tienen las cadenas del género es extremadamente difícil, porque no depende sólo de une misme. Quien rompa con esas esposas sufrirá las consecuencias. El sistema, arraigado en el resto de personas que lo viven, le ha preparado un castigo. Quienes viven fuera de la caja del género tienen que luchar por ese derecho todos los días, con lo que eso supone. Por dar un ejemplo, todo lo que estamos escuchando y viendo últimamente al hilo de la nueva ley estatal que regularía los derechos de las personas trans está dejando en evidencia la cara más reaccionaria del sistema.

Pues esa lucha no es nada justa. Nadie tendría que luchar por vivir como es. Lo que evidencia esta lucha es, además, otra cosa: que somos les otres quienes vivimos el género bajo esa norma. Ante ese espejo, en lugar de reflexionar sobre lo que nos afecta, castigamos a quien lo pone en duda.

Y es que el sistema funciona así.

Si tuviéramos que hacer un ejercicio de honestidad, quienes hemos estado trabajando en esta unidad, sabemos de qué estamos hablando. Al fin y al cabo, de una manera u otra, porque vivimos el género fuera de la norma y también porque, de una manera u otra, también sabemos lo que es tener que vivir el género dentro de la norma. Vivir en los márgenes de la normalidad del género no es nada fácil porque ese margen puede convertirse en un abismo y, saltar ese abismo, es una decisión tan atrevida como difícil.

Estés o no estés mirando ese abismo, vivas al margen de la norma o no, queremos que la Unidad Didáctica ¡NO A LAS IMPOSICIONES DE GÉNERO! sea un recurso para pensar el género y todo lo que hemos construido en torno a él. No dejes de preguntártelo, una y otra vez.

No tengas miedo a las respuestas.

 

 

Podéis descargar la Unidad Didáctica en PDF en castellano o en euskera