Etiquetas:

La autora de Harry Potter desata la polémica

  • La autora de Harry Potter vuelve a ser tendencia, esta vez por la premisa de su nuevo libroTroubled Blood
  • J.K. Rowling ya ha causado polémica por criticar la inclusión de las mujeres trans en espacios femeninos
  • La respuesta de Daniel Radcliffe, Stephen King o Emma Watson: “Las mujeres trans son mujeres”

Fuente (editada): rtve | 15.09.2020

J.K. Rowling ha vuelto a ser motivo de controversia en las redes sociales. El desencadenante, una reseña de su nuevo libro, Troubled Blood, que acusa a la autora de seguir difundiendo ideas dañinas para el colectivo trans. Según Jake Kerridge, del medio británico The Telegraph, la nueva novela de la autora de Harry Potter es un thriller “sobre un asesino en serie que se viste de mujer para aprovecharse de sus víctimas”.

Adelantándose al revuelo que iba a ocasionar la premisa y que se ha visto plasmado en el hashtag #RIPJKRowling, con el que las personas usuarias están pidiendo la ‘cancelación’ figurada de su obra literaria, el periodista plantaba la semilla en su reseña: “Uno se pregunta qué harán las personas críticas con la postura de Rowling sobre las cuestiones trans con un libro cuya moraleja parece ser ‘nunca confíes en un hombre vestido de mujer‘”, escribe el periodista. La avalancha de respuestas no se ha hecho esperar, con usuaries que señalan que la figura a la que recurre la autora, además de ser un cliché, conduce a consolidar ideas erróneas sobre lo trans. 

“Ahora nos encontramos con que, tras meses generando odio, va a publicar una novela sobre un asesino disfrazado de mujer”, explica Saida García Casuso, vicepresidenta de la Asociación EUFORIA: Familias Trans-Aliadas, tras hacerse eco de la noticia. “Es todo un clásico del imaginario que viene a reforzar la falsa idea de que las mujeres trans son, al final, solamente eso: hombres disfrazados que quieren engañar a las mujeres cis para violarlas, asesinarlas y cometer un sinfín de atrocidades, en lugar de personas que se enfrentan a una sociedad que no las espera ni las contempla, al desconocimiento de sus propias familias y, muchas veces, al rechazo y la expulsión”.

Daniel Radcliffe: 'Según la Asociación Trevor Project, el 78% de la juventud trans y no binaria ha sido discriminada'. GTRES

Daniel Radcliffe: ‘Según la Asociación Trevor Project, el 78% de la juventud trans y no binaria ha sido discriminada’. GTRES

El origen de la polémica

Todo comenzó a principios de este verano, cuando la escritora reaccionó contra una noticia cuyo titular rezaba: “Creando un mundo post-Covid-19 más igualitario para las personas que menstrúan”. Esta maniobra para hacer la oración más inclusiva y dar cabida a aquellas personas que, pese a compartir el mismo aparato reproductor, no se identifican como mujeres (hombres trans, personas no binarias) recibió la primera de las respuestas negativas de J.K Rowling, que lo comentaba con un juego de palabras que molestó a gran parte de su audiencia.

“Personas que menstrúan. Estoy segura de que había una palabra para esas personas. ¿Alguien me ayuda? ¿Wumben? Wimpund? Woomud?”, decía en un tuit, evitando así escribir la palabra “Women” (mujer) y afirmando, más tarde, que encontraba esta evitación del sexo como un “uso lingüístico degradante” para las “nacidas mujeres”.

 

 

Estas declaraciones recibían el aplauso del colectivo feminista que no considera prioritaria la inclusión social de las personas trans, y considera que “la realidad del sexo biológico” debe seguir regulando los “espacios seguros para las nacidas mujeres”; un asunto que hila con la nueva novela de J.K. Rowling y su advertencia contra los “hombres vestidos de mujer”, y que desde el colectivo trans se recibe como una maniobra cínica y transfóbica o “transodiante”. Por su parte, la autora rechazaba la acusación de transfobia en su comunicado inicial: “Conozco y amo a las personas trans, pero borrar el concepto de sexo elimina la capacidad de muchas personas de hablar de sus vidas de manera significativa. No es odio decir la verdad”.

Para Saida, sin embargo, como para las voces detrás del hashtag que inunda las redes sociales, Rowling retuerce esa frase hasta convertirla en una amenaza para las mujeres cis. Cuando hablamos de ‘mujeres y del resto de personas que menstrúan’, no estamos negando la realidad de las mujeres que fueron asignadas mujer al nacer, ni las violencias que sufren (sufrimos), ni el papel al que son (somos) relegadas socialmente. Lo que estamos haciendo es ampliar el imaginario y luchar por el reconocimiento de los derechos fundamentales para todas aquellas personas que no se ven reconocidas por la etiqueta ‘mujer'”.

'Psicosis' (Alfred Hitchcock, 1960). La imagen del 'hombre disfrazado de mujer' como asesino o psicópata es un cliché presente en el cine desde hace décadas

‘Psicosis’ (Alfred Hitchcock, 1960). La imagen del ‘hombre disfrazado de mujer’ como asesino o psicópata es un cliché presente en el cine desde hace décadas

En su opinión, pues, las palabras de J.K. Rowling inducen a la confusión “a un porcentaje muy elevado de la población que carece de los conocimientos necesarios para analizar su discurso y no pueden enfrentarse críticamente a las palabras de una autora que afirma “querer que las mujeres trans estén a salvo” al tiempo que las señala como una amenaza y ha llegado a afirmar, en un comunicado oficial, que “cuando abres las puertas de los baños y cambiadores a cualquier hombre que cree que es una mujer (…) abres la puerta a cualquier hombre que quiera pasar”.

Las redes, así, protestan por lo que el colectivo percibe como un profundo cinismo: “Estamos hablando de una escritora que utiliza habitualmente seudónimos masculinos, pero trata de convencernos de que son las identidades trans las que cometen el borrado de las mujeres.

Emma Watson, Daniel Radcliffe y Stephen King: “Las mujeres trans son mujeres”

Son varias las voces famosas que, siguiendo a asociaciones y personas expertas, han manifestado públicamente una opinión más empática con las personas trans. Emma Watson, que da vida a Hermione en Harry Potter y ha colaborado con J.K. Rowling en multitud de actos públicos, le contestaba en esta línea argumental a través de Twitter: “Las personas trans son quienes dicen ser y merecen vivir sus vidas sin ser constantemente cuestionadas.

'Las personas trans son quienes dicen ser y merecen vivir sus vidas sin ser constantemente cuestionadas'. GTRES

‘Las personas trans son quienes dicen ser y merecen vivir sus vidas sin ser constantemente cuestionadas’. GTRES

Actos cotidianos, como el uso del nombre correcto o su derecho a entrar en los baños públicos correspondientes, son puestos en tela de juicio cada vez que se reabre el debate sobre la identidad sexual. Son demasiados frentes abiertos para afrontar el día a día, por eso es imprescindible trabajar por un cambio de paradigma, hacer pedagogía, fomentar un uso del lenguaje que no deje a nadie fuera, defender la libre autodeterminación y luchar contra quienes, en un intento desesperado por no perder sus privilegios, arrasan las vidas trans, explica Saida.

 

 

Daniel Radcliffe, que interpretó a Harry, también dijo “sentirse obligado a intervenir” y recordó en su comunicado que “el 78% de la juventud trans y no binaria ha sido discriminada con razón de su sexo”. Apelando a la opinión de “las personas profesionales de la salud, que saben mucho más de este tema que Jo [J.K. Rowling] y que yo”, afirmó que “las mujeres trans son mujeres” y se disculpó en nombre de la franquicia a la que representa: “A todas las personas que ahora sienten que su experiencia de los libros ha quedado manchada, siento mucho el dolor que estos comentarios os han causado.

 

 

El escritor Stephen King (Carrie, It), tras recibir el aplauso de la propia Rowling por hacer retweet a uno de sus tweets, respondió a un usuario que le pidió posicionarse acerca de la identidad trans. “Sí, las mujeres trans son mujeres”, escribió, y la autora borró su tuit de agradecimiento.