Etiquetas:
  • Lara Alcázar y Elizabeth Duval analizan uno de los temas más comentados esta semana en redes

Fuente (editada): rtve | 30.06.2020

Hace unos días, J.K. Rowling compartió en Twitter una noticia titulada “Creando un mundo post-Covid-19 más igualitario para las personas que menstrúan” y escribió: “Personas que menstrúan. Estoy segura que había una palabra para esas personas. ¿Alguien me ayuda? ¿WumbenWimpundWoomud?”, un juego de palabras dando a entender que es el término “mujeres” el que debería emplearse como sinónimo de “personas que menstrúan”. Unas declaraciones cuestionadas por muchas personas, como la actriz Emma Watson que le contestó de esta manera: “Las personas trans son quienes dicen ser y merecen vivir sus vidas sin ser constantemente cuestionadas o decirles que no son quienes dicen ser”.

OK Playz se adentra en el debate sobre feminismo, transfeminismo, teorías queer, sexo biológico y autodeterminación sexual. Elizabeth Duval (escritora y filósofa) y Laura Alcázar (Femen España) han pasado por nuestro programa en las últimas semanas para explicarnos con profundidad estas cuestiones.

 

 

JK Rowling, autora de la saga Harry Potter, sorprendía hace unos días con varios comentarios propios del movimiento TERF en su cuenta oficial de Twitter. Pero, ¿en qué consiste este argumentario? ¿Qué son las teorías queer?

 

El origen de la polémica con JK Rowling

Como hemos comentado al inicio de esta noticia, la escritora J.K. Rowling, autora de la saga de Harry Potter, fue muy criticada a raíz de la publicación de este tuit, en el que aseguraba que las personas que mestrúan son mujeres.

 

 

A los pocos minutos la escritora acumulaba decenas de respuestas cargando duramente contra este comentario. “Esto que dices es vergonzoso. Las mujeres trans son mujeres y están luchando por sus vidas. Cuando lanzas este discurso trans-excluyente, estás haciendo sus vidas infinitamente más difíciles. Tienes poder e influencia. ¿Por qué haces esto?”, le contestaba la cantante Mary Lambert.

A raíz de la polémica, la autora publicó poco después unos tuits para aclarar su punto de vista, eliminando la idea de la menstruación y basándose en el sexo biólogico como factor determinante para definir el sexo de una persona.

 

 

“Si el sexo no es real, no hay atracción hacia un mismo sexo. Si el sexo no es real, la realidad de las mujeres de forma global se elimina. Conozco y quiero a personas trans, pero borrar el concepto de sexo elimina la habilidad de muchas de discutir sus vidas de manera significativa. Decir la verdad no es odio. Respeto el derecho de toda persona trans a vivir de cualquier manera con la que se sienta auténtica y cómoda. Me manifestaría con vosotras si se os discriminaran por ser trans. Al mismo tiempo, mi vida ha sido moldeada por ser mujer”, tuiteaba la escritora.

Lejos de apaciguar los ánimos, Rowling avivó aún más la polémica. Sus detractores le acusan de que con estas palabras se posiciona a favor de las teorías que no consideran mujeres a las mujeres trans. Y puso sobre la mesa otro debate que se mantiene dentro del feminismo desde hace años, dividido entre las corrientes que incluyen a las mujeres trans dentro del movimiento y parte del feminismo radical, que considera que el sujeto político del feminismo es la mujer a la que se le atribuye el sexo mujer al nacer. Se autodenominaron terf, acrónimo de trans-exclusionary radical feminist, Feminismo Radical Trans Excluyente, en los años 70, aunque ahora dicen que es un insulto inventado por sus detractores.

¿Pero qué implica el concepto terf? “Terf está extraído del contexto norteamericano. Hay gente que lo considera ofensivo porque defiende que las mujeres cis son las que deben tener la hegemonía sobre el discurso. Y es injusto. Yo me considero feminista radical y no estoy en contra de las mujeres trans”, explica Lara Alcázar en Ok Playz. “En los años 70 hubo cierto revuelo sobre si se deberían incluir dentro del feminismo a las mujeres homosexuales. Para mí el feminismo es la lucha por la liberación, y no por incluir más derechos estamos restándoselos a los demás colectivos”.

Teoría queer plantea el actual modelo binario de género

De acuerdo a The Trevor Project, el 78% de la juventud trans y no binaria sufre discriminación por su identidad sexual. Y aunque la teoría queer es puramente académica, la fundadora de FEMEN España defiende que es necesario “leer varias veces los textos” porque hablan de términos de construcción de género que pueden volverse muy complejos. “Trata sobre tantas cosas para intentar cambiar el modelo binario en el que estamos que puede convertirse en algo realmente complicado de entender”.

Elizabeth Duval considera que aunque la teoría queer es 100% académica, “debatir las cosas no es lo mismo que borrarlas“. De hecho, insiste en lo importante que resulta defender los derechos de las personas trans. “Si cambian las leyes se piensa que penas como el abuso se van a reducir. Y eso no es así, porque se pueden crear mecanismos legales para impedirlo“.

En la misma línea que Duval, Alcázar afirma que, además, mujeres cis y trans viven “situaciones de violencia que les unen para luchar de forma conjunta, no están en categorías distintas, estamos luchando por lo mismo”.