Etiquetas:
  • La comunidad trans se moviliza en redes contra Paz Vega por su apoyo a una publicación de Lucía Etxebarría
  • La escritora compartió una dura historia personal para llamar a la exclusión de las mujeres trans de los baños públicos
  • Consideran que con sus argumentos, semejantes a los de JK Rowling, “generan odio y consolidan ideas erróneas sobre lo trans”
  • Elliot Page, actor trans: “La discriminación es abundante, insidiosa y cruel”

Fuente (editada): rtve | Noah Benalal | 12.01.2021

¿Por qué hay polémica con Paz Vega?

Un ’emoji’ no vale más que mil palabras, pero a veces puede interpretarse como un mensaje elocuente. Es lo que ha sucedido cuando Paz Vega ha reaccionado con un ‘like’ y un corazón a una publicación en la que la escritora Lucía Etxebarría cuestionaba de nuevo el derecho de las mujeres trans a utilizar los baños públicos concordantes con su sexoEtxebarría, que es una ferviente detractora de la futura ‘Ley trans’, esgrime argumentos similares a los que provocaron la desvinculación de varias personas famosas con J.K. Rowling: que las mujeres cis tienen derecho a negarse a compartir ese espacio con otra mujer trans “que tiene un pene funcional, por simple cuestión de precauciones”.

El aluvión de críticas a la autora y a Paz Vega —que aún no se ha pronunciado al respecto— ha provocado que nombres como Toni Cantó o Rocío Monasterio se posicionen a su favor con el hashtag #YoApoyoaPazVega, movilizando los argumentos de sus partidos en contra de la ‘Ley trans’. Mientras tanto, desde las organizaciones trans y la mayoría de la opinión pública, se critica a Lucía Etxebarría por utilizar el feminismo para promover el odio y los prejuicios contra las mujeres trans, señalándolas sistemáticamente y atentando contra sus derechos y su lucha por la igualdad.

 

 

El origen de la polémica

En esta ocasión, la conversación comenzaba cuando Lucía Etxebarría compartía el vídeo de una entrevista de Isabel Gemio a Rosa María García, una doctoranda en Filosofía y Género y mujer trans que compartía en el programa su primera experiencia entrando en un baño de mujeres. En él, la joven hablaba de los prejuicios que hasta el momento le habían impedido dar el paso: “Me dicen que si tienes pene y testículos, tu baño es el de hombres”. La escritora compartía con su audiencia de Instagram el nombre y el rostro de Rosa María y procedía a elaborar su contraargumento, que basaba en su propia experiencia como víctima de violación. Extebarría detallaba gráficamente cómo fue violada a punta de navaja por un hombre cis, razón que considera que justifica el miedo a cualquier persona con un pene funcional, independientemente de su sexo. Argumento que previamente habría utilizado en sus redes sociales para calificar de “autodefensa” una agresión a Lara Rae, una comediante trans que fue golpeada al entrar a un baño de mujeres.  

 

Aunque el corazón de Paz Vega —que eligió el ’emoji’ morado, del color del feminismo— podría ser una simple muestra de apoyo por la difícil experiencia que la escritora detallaba, ha sido interpretado tanto por Etxebarría y sus seguidores como por sus detractores como una declaración de su afinidad con su causa.

Por eso, la escritora respondía al comentario agradeciendo ese presunto apoyo y, tras la proliferación de las primeras críticas contra la actriz, subía una foto de Paz Vega a modo de ‘homenaje’ y ratificación en su cuenta de Instagram. Se refería al post original, que desde entonces ha borrado, como con “una publicación que no acosaba ni insultaba nadie y ni siquiera se refería a cierta persona en masculino y hablaba de que “Paz también ha recibido amenazas e insultos”, animando a sus seguidoras a comentar con corazones morados para mostrar su apoyo a la actriz.

¿Qué significa ese ‘like’?

Las personas críticas con Lucía Etxebarría la acusan de tergiversar su preocupación legítima por algo que Rosa María y decenas de personas transactivistas han interpretado como la declaración de que, efectivamente, la actriz está de acuerdo en denegarles preventivamente el acceso a los espacios femeninos por considerarlas potencialmente violentas.

Según organizaciones trans como Euforia, Familias Trans-Aliadas, esta clase de argumentos ponen en peligro a personas de todas las edades y refuerzan “la falsa idea de que las mujeres trans son, al final, solamente eso: hombres disfrazados que quieren engañar a las mujeres cis para violarlas, asesinarlas y cometer un sinfín de atrocidades, en lugar de personas que se enfrentan a una sociedad que no las espera ni las contempla, al desconocimiento de sus propias familias y, muchas veces, al rechazo y la expulsión”.