Etiquetas:

Fuente (editada): MONCLOA | 31 de Mayo de 2021

Un total de 76 organizaciones en defensa de los derechos de las personas Trans y LGTBI, han enviado, ayer lunes, una carta a la organización de las fiestas del Orgullo de Madrid (COGAM y FELGTB) en la que les piden que el PSOE “no sea invitado” a la manifestación “si antes no ha levantado el bloqueo” a la tramitación de la Ley Trans redactada por el Ministerio de Igualdad.

Este texto lleva esperando desde el pasado mes de febrero a ser aprobado en Consejo de Ministros, un procedimiento que no se produce, según ha denunciado el propio Ministerio de Igualdad, por el bloqueo del socio mayoritario de Gobierno, que alega que la norma no tiene la “seguridad jurídica” necesaria para poder ser aprobada.

El PSOE, que ha mostrado públicamente su postura contraria a la autodeterminación de la identidad sexual que incluye esta ley, también ha bloqueado el inicio de la tramitación de esta norma por la vía del Congreso, tras abstenerse en el debate para su toma en consideración que tuvo lugar hace unas semanas.

Las organizaciones firmantes de esta misiva consideran que un PSOE “alineado con la ultraderecha y que impide el reconocimiento de la autodeterminación como derecho humano fundamental y de la despatologización de las identidades trans” no debería ser invitado, ni ocupar espacios de visibilidad en los eventos de los diferentes orgullos que se organizan en el mes de la diversidad.

Una ley con gran apoyo social y político

“El texto de ley trabajado por los colectivos junto al Ministerio de Igualdad es un texto que cuenta con un gran apoyo social que se desprende de la consulta pública sobre la misma, un gran apoyo político que se demostró en la votación de su consideración a trámite el pasado 18 de mayo en el Congreso y del 100% de los colectivos trans y de familias”, ha explicado la presidenta de la Federación Plataforma Trans, Mar Cambrollé.

En este sentido, recuerda que la norma también ha sido “valorada positivamente tanto por distintas persona expertas en Derecho Constitucional de diferentes universidades” españolas, como por “organizaciones europeas e internacionales”.

“Es una ley que respeta el techo constitucional y cumple con los estándares europeos”, advierte Cambrollé, quien critica que el PSOE apele a la abstracta inseguridad jurídica para no aprobar la norma. A su juicio, esta actitud “solo obedece a intereses ideológicos contrarios al avance social”.