Etiquetas:
¿Recuerdas tu clase? Quizás alguna persona fue discriminada por ser de otro país, o por ser homosexual. Puede que nadie interviniera, y que no tuvieras ninguna charla sobre la necesidad de ser tolerante y respetar a les demás.

Fuente: Amnistía Internacional | enero 20

El llamado pin parental permite a las familias vetar que sus hijes participen en actividades con las que no están de acuerdo. Esto hará que niñes y adolescentes estén indefenses a la hora de detectar y combatir la discriminación.

Imagina cómo habría sido la vida de alguna de esas personas si alguien hubiera ido a tu clase a hablar sobre derechos humanos. Actividades sobre igualdad de género, educación sexual o diversidad ayudan al estudiantado a ser más respetuoso y tolerante, y mejoran la vida de las personas que están sufriendo disciminación y acoso escolar.

Tú también puedes ayudarnos a que esto acabe. El pin parental tiene que desaparecer de nuestros colegios, debemos contribuir a que nuestres hijes se eduquen en el respeto y la tolerancia a les demás. Firma aquí contra el veto parental.