Etiquetas:
Estrenó el primer episodio de la serie biográfica de ‘La Veneno’.

Fuente (editada): uniradio noticias | 10 Abril 2020

El productor de televisión español Javier Ambrossi, quien en recientes fechas estrenó el primer episodio de Veneno, serie biográfica acerca de Cristina Ortiz “La Veneno”, considera que este trabajo ayudará a dar proyección a les actores y actrices trans a nivel global.

“Yo creo que, sobre todo, ha demostrado que no era verdad lo que decían de que no había actores o actrices trans, ‘Veneno’ demuestra que sí que hay actrices trans muy buenas y capacitadas para ser protagonistas”, asegura en entrevista telefónica con Notimex.

Para interpretar al ícono trans español en su serie, se cuenta con la participación de Jedet, Isabel Torres; y Daniela Santiago, en el rol protagónico para interpretar en diferentes edades de la fallecida Cristina; Desirée Rodríguez, y Lola Rodríguez, todas actrices trans.

“Durante mucho tiempo se ha dicho que si el papel lo interpreta un actor cis o una actriz cis, es porque no hay actores o actrices trans buenes, o no se encuentran o no saben dónde las hay, y es mentira, sí que hay muy variadas, muy buenas y la serie, con este primer capítulo lo demuestra, que hay muchísimos registros y muchísima variedad y de calidad interpretativa inmensa así que yo creo que sí que va a cambiar en el sentido de que han demostrado que sí existen actores trans”, refiere Javier.

Veneno está inspirada en el libro biográfico ¡Digo! Ni puta, ni santa. Las memorias de La Veneno, escrito por Valeria Vegas, y primero se pensó como un proyecto para cine, sin embargo, la riqueza del texto demandó que se contara en varias entregas.

“Nosotros somos muy amigos de Valeria Vegas, y el día de la publicación asistimos a la fiesta, nos firmó el libro, todo súper bien, pero cuando llegamos a casa y nos pusimos a leerlo, nos dimos cuenta de que detrás de la figura de Cristina, existía mucho más de lo que nosotros habíamos imaginado y mucho más de lo que nadie conocía”, relata acerca de la decisión que tanto Javier, como su pareja Javier Calvo, ambos productores de la serie, tomaron para llevar a cabo el proyecto.

“Su historia daba para una narración asombrosa y súper necesaria, al principio pensamos que podría ser una película, pero al ser tan intensa y el tener tantísimos momentos diferentes y tantas cosas que sucedieron en su vida, nos dimos cuenta que tenía que ser una serie de televisión”, profundiza.

A decir del creativo, la serie conectó con ellos como creadores, al retratar lo duro que es la infancia para las personas LGBTTTI+, pero también por el poder de la fama y lo complicados que son los medios de comunicación, es por eso que quisieron dotar a Cristina con aptitudes de superheroína.

“Hay una parte de muchas mujeres poderosas que conecta muy bien con nuestro universo, con lo que nosotros queremos contar. Nos pareció muy necesaria y que era el momento de colocar a las personas trans como protagonistas de historias, como el centro de los universos que es algo que, por desgracia en España, no está la orden del día”.

Una de las complicaciones para “Los Javis”, como es conocida la dupla de productores integrada por Javier Ambrossi y Javier Calvo, fue que la serie, desde el inicio, fue pensada como una súper producción, a diferencia de Paquita Salas o La Llamada, series que también tienen su sello, y que, por su naturaleza, se prestan más a la improvisación.

“El reto ha sido estar a la altura de eso, no estar improvisando, sino tener bien planificado lo que queríamos hacer. También porque se ambienta en distintas épocas: los 70, 80 y 90 y se hizo en Almería, Madrid y Torremolinos”, asegura.

“Antes de ponernos a rodar, había que tener muy, muy claro cómo iba hacer cada capítulo, cada plano, cada detalle y es algo que en otros proyectos habíamos podido dejar un poco más a la improvisación, pero aquí es la primera vez que somos directores y productores a un nivel más detallado”.

La producción de Veneno se ha visto frenada debido a la emergencia sanitaria por COVID-19 a nivel global, sin embargo, el estreno de su primer episodio, rompió récords de visualización en la plataforma ATRÉSMedia.

“Me fascina. Estamos contando una historia que es importante y tenía que ser así, era la oportunidad de demostrar que estas historias interesan a todo el mundo, me hizo darme cuenta de que no sólo es a nivel de producción sino a nivel social”, comenta. “A veces creo que nos engañan con la idea de que no interesan o son minoritarias, pero no, las historias LGTB son universales”.

“La iinfancia LGTB, nos hemos criado con historias cisheterosexuales, entonces también la infancia cisheterosexual se puede criar con historias LGTB. A mí me hizo sentir muy bien saber que hay muchísima gente que está interesada en historias socialmente más comprometidas”.

Javier es optimista y espera la posibilidad de terminar la segunda mitad de la serie, para brindar la experiencia completa a todo el mundo: “Si con uno os ha gustado, preparad para lo que viene”, finaliza.