Etiquetas:
La FELGTB espera poder enriquecer el texto en el periodo de enmiendas. Plataforma Trans pide a Pedro Sánchez valentía para sacar adelante la ley que garantizaría la autodeterminación de género de las personas trans. Euforia espera que no haya nuevas dilaciones que impidan su aprobación antes de que finalice la legislatura.

Fuente (editada): EL SALTO | Patricia Reguero Ríos | 23 JUN 2022

El próximo lunes, el Consejo de Ministros aprobará en segunda vuelta la Ley para la Igualdad real y Efectiva de las Personas trans y para la Garantía de los Derechos de las Personas LGTBI, más conocida como la ley trans según ha adelantado este jueves el diario Público.

El Consejo de Ministros solicitó el pasado martes a la Comisión Permanente del Consejo de Estado la emisión con carácter urgente del dictamen necesario para que el Anteproyecto de Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBIQA+ dé un paso más y pueda iniciar su tramitación parlamentaria. La solicitud ponía como plazo máximo de entrega este 24 de junio.

En abril de 2022, el texto recibió el informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que pidió elevar a 18 años la posibilidad de cambiar de sexo en el registro sin aval judicial. El texto remitido por Igualdad abre la puerta al cambio de sexo en el registro sin necesidad de informes médicos a partir de los 12 años, aunque entre 12 y 14 años se necesitará aprobación judicial y entre 14 y 16 la asistencia de progenitores o tutores.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales (FELGTB) celebra este paso, aunque recuerda que la ley ya va con retraso por las dilaciones que se han producido en la emisión de los informes. A lo largo de este año, la FELGTB ha tratado de presionar, con comunicaciones tanto al Ministerio de Igualdad como al de Justicia para pedir que se agilizaran estos dictámenes.

 “Celebramos que vaya ya al Consejo de Ministros pero también vamos a seguir recordando las deficiencias que tenga el texto para hacer crecer este texto”, valora para El Salto Uge Sangil  presidenta de la FELGTB, que asegura que la federación está trabajando con colectivos para conocer sus necesidades de cara a posibles enmiendas como, por ejemplo, referidas a personas migrantes.

La FELGTB, Fundación Triángulo y Chrysallis Asociación de Familias de Menores Trans son los colectivos que el 27 de abril de 2021 propusieron fusionar lo que en principio se planteó como dos leyes diferenciadas. Estos colectivos hacían suya la propuesta del PSOE, que también se había pronunciado a favor de fusionar los textos después de mostrar repetidamente reticencias ante la ley trans y, en concreto, ante la idea de que las personas trans pudieran cambiar sus datos registrales sin informes ni diagnósticos, y solo manifestando su voluntad, una críticas lideradas por la socialista Carmen Calvo.

Con la fusión, el texto salió adelante ante las críticas de los colectivos que agrupa la Plataforma Trans. Mar Cambrollé, presidenta de esta plataforma, lamenta el retraso que está sufriendo una ley que, recuerda, fue planteada por primera vez por los colectivos en el año 2018, una propuesta de los colectivos que entonces registró el Grupo Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

Sobre este último año, cree que los movimientos que han tratado de enturbiar la ley han fracasado en su intento de imponer una visión transexcluyente y que la mayoría de la sociedad apoya los derechos que esta ley supondría para las personas trans. “Me gustaría pedirle a Pedro Sánchez que tenga la valentía que tuvo José Luis Rodríguez Zapatero en su momento, que soportó los envites de la ultraderecha, del Foro de la Familia y de la Conferencia Episcopal en contra de la Ley de Matrimonio Igualitario, que sacaron hasta un millón y medio de personas sin que eso lo tumbara”, pide.

Pese a que el texto supone el abandono de una ley propia, como desde 2018 viene defendiendo la Plataforma, Cambrollé dice que cualquier pequeño avance ha de ser celebrado. También celebra que el ala transexcluyente del PSOE haya perdido fuerza en el último año, mientras que las voces abiertamente tránsfobas solo han encontrado apoyo expreso entre partidos de derechas. Ese ala del feminismo, dice Cambrollé “se ha voxificado”, obligando a marcar distancias al PSOE. En su opinión, “Carmen Calvo no solo hizo daño a las personas trans sino también a su propio partido, ahora estamos en otro momento”.

Natalia Aventín, integrante de Euforia Familias Trans Aliadas, también lamenta el retraso y teme que, de seguir esta dinámica, lo que resta de legislatura no sea suficiente para llegar a ver la ley aprobada. En su opinión, la estrategia de dilación no ha venido solo a instancias del PSOE.

El propio Ministerio de Igualdad invitó a los colectivos a redactar las leyes en unas mesas de trabajo que también retrasaron el proceso y, además, “no sirvieron para nada porque ese texto no fue el que luego salió adelante”.

Aventín también teme que la ley encuentre obstáculos en la Comisión de Igualdad del Congreso, donde se trabajará esta ley, ya que está presidida por Carmen Calvo.