Etiquetas:
La víctima denuncia que cuatro hombres la hirieron en la cara con un objeto de cristal

Fuente (editada): LA VANGUARDIA | Agencias | 24 SEP 2021

Valeri, una chica trans de 26 años, ha denunciado en la Comisaría de Policía de Palencia la “brutal agresión” tránsfoba que sufrió en la madrugada del miércoles 22 de septiembre en un bar de Palencia, cuando cuatro chicos la hirieron en la cara con un objeto de cristal y despertó en el hospital mientras le cogían los puntos.

Según ha relatado la joven, sobre las dos de la mañana del pasado miércoles entró en un bar de Palencia para tomar una cerveza y “un grupo de chicos de entre 30 y 40 años empezaron con su rollo, con comentarios desagradables, a murmurar y a decir que qué asco“.

Ellos salieron a fumar a la calle y cuando salí yo me reventaron una botella o un vaso en la cara, perdí el conocimiento y me desperté en el hospital con los puntos“, ha explicado, asegurando que no sabe cómo llegó al hospital.

Cuando salió del hospital, interpuso denuncia en la Comisaría provincial de Policía, relatando todo lo ocurrido y asegurando que antes de golpearla, uno de los hombres “manifestó una frase de carácter tránsfobo comoqué asco, un transexual‘”, tal y como consta en la denuncia a la que ha tenido acceso EFE.

La Policía Nacional está investigando los hechos como un delito de lesiones a consecuencia de una bronca, aunque, según confirmaron fuentes policiales a EFE, por el momento no hay indicios de que se haya tratado de un delito de odio.

La joven, de nacionalidad colombiana, presenta varios cortes en el lado izquierdo de la cara y uno en el párpado que posiblemente precise intervención quirúrgica, según le trasladaron en el Servicio de Urgencias del Hospital Río Carrión, donde le han aconsejado reposo, que esté tumbada y con la cabeza hacia arriba, por lo que en unos días no podrá regresar al trabajo.

El parte de lesiones del hospital recoge que la joven estaba en estado ebrio y que presenta “un traumatismo facial izquierdo, afectando, entre otros, a párpado y región supraciliar izquierdo”.

Es la primera vez que me pasa algo así. Nunca he tenido ningún problema por ser trans“, ha afirmado Valeri, que reside habitualmente en Madrid pero estos días había venido a visitar a su familia en Palencia. “Nunca he tenido miedo, pero ahora estoy destrozada, por dentro y por fuera, estoy aterrada, noqueada“, ha explicado, asegurando que “estas agresiones son pura transfobia“.

La Policía Nacional insiste en que se ha producido una denuncia por lesiones de una persona trans y que se están investigando los hechos, aunque de momento nada apunta a un delito de odio, sino a una bronca entre varias personas en la que una de ellas ha resultado lesionada por el impacto de un vidrio.

La asociación Chiguitxs LGTB+ ha manifestado en un comunicado su condena de estos hechos y los discursos que expanden el odio a la diversidad. La asociación espera que sus autores puedan ser identificados y paguen por la agresión cometida y lamenta que “estos hechos se estén repitiendo últimamente con alarmante frecuencia“.