Etiquetas:
“Podemos disentir de una norma que el Gobierno impulsa, pero no con bulos ni con mentiras”, dijo la ministra de Igualdad.

Fuente (editada): 20 minutos | Elena Omedes | 20 ENE 2022

La ministra de Igualdad, Irene Montero, aseguró el pasado 20 de enero que, detrás de las críticas a la futura Ley trans se esconde un “prejuicio tránsfobo” que tiene su origen en el desconocimiento que, durante años, ha prevalecido respecto a la realidad que viven las personas trans. Así lo manifestó en el Foro Justicia del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), donde fue preguntada sobre las “inquietudes” entre colegiados respecto a cómo se va a evitar el “fraude” en los cambios de registro para obtener ciertos beneficios.

“Los mecanismos jurídicos van a ser los mismos que con cualquier otra ley que existe en nuestro país y que cualquiera puede vulnerar”, aseveró Montero, apelando a la rigurosidad con este asunto. “Podemos disentir de una norma que el Gobierno impulsa, pero no con bulos ni con mentiras”, subrayó.

Según la ministra, “pretender que la garantía de un derecho fundamental” para las personas trans va a suponer la vulneración de otros derechos o va a poner “en jaque” la capacidad del Estado, “esconde detrás un prejuicio tránsfobo”. Un prejuicio que, según aseguró, se debe al “desconocimiento” de la realidad de las personas trans o las personas no binarias. Así, explicó que la autodeterminación de género es una de las cuestiones “más debatidas” en esta materia y recordó que, en este caso, España “no es pionera”.

“Es una ley que busca garantizar el acceso pleno de los derechos a las personas trans y también al colectivo LGTBIQA+. El reconocimiento de ese derecho fundamental no va a poner en jaque al Estado a la hora de detectar fraudes de ley y de combatirlos; al contrario, nos va a hacer más fuertes y capaz de garantizar el pleno desarrollo”, insistió.

Las personas no binarias, a debate parlamentario

En esa línea, Montero recordó que el sistema mediante el cual se podría reconocer a las personas no binarias en trámites como las listas electorales, es una cuestión que desde su departamento quisieron incorporar en la redacción del anteproyecto de ley. El texto, que está ahora sometido a análisis para recibir los informes pertinentes, todavía tiene que dar una segunda vuelta en el Consejo de Ministros antes de emprender su camino parlamentario.

Según destacó, la situación de las personas no binarias ha sido fruto de la negociación en el seno del Gobierno y, aunque quedó relegado del texto final, es un tema que cree que se abordará en el Congreso de los Diputados. “Hay que esperar a ver cuáles son las propuestas de los grupos parlamentarios“, afirmó, señalando que en 2019 todos los partidos políticos pactaron, en la redacción de libre determinación e identidad de género, este artículo.

“En ese mismo proceso se hablaba de la necesidad de crear una Comisión de estudio en el Congreso que permitiese conocer la realidad de las personas no binarias y las diferentes opciones que existirían; fuese una tercera casilla, fuese en la opción de no situarse en las casillas hombre o mujer… hay diferentes opciones en ese respecto”, aseveró. Será entonces en el debate parlamentario, tal y como recalcó, donde se pondrá de relieve “hasta dónde está España dispuesta a llegar en el reconocimiento de las personas no binarias”.