Etiquetas:

Fuente (editada): europa press | 29 Jun. 2020

El Ministerio de Igualdad ha asegurado haber acordado con representantes de colectivos trans iniciar una mesa de trabajo en la que consensuar el texto del proyecto de Ley Trans, pero desde los propios colectivos critican que esto es “tirar balones fuera” porque es un texto “ya consensuado” y le han pedido que tramite con urgencia la norma.

“La salida burocrática de crear mesas de trabajo para alcanzar un consenso es una manera de seguir tirando balones fuera y de seguir ralentizando una urgencia social”, ha indicado en declaraciones a Europa Press la presidenta de la Federación Plataforma Trans y portavoz de la Confluencia Trans, Mar Cambrollé.

Así se ha pronunciado después la reunión de este lunes 29 de junio entre la ministra de Igualdad, Irene Montero, y la directora general de Diversidades Sexuales y Derechos LGTBI, Boti G. Rodrigo, con representantes de la Confluencia Trans, un espacio abierto de colectivos que reclaman una Ley integral trans.

Según un comunicado del Ministerio de Igualdad, la ministra les ha trasladado su “compromiso” con dicha ley Trans, que estaba contemplada en el acuerdo programático firmado por PSOE y Unidas Podemos, y “se ha acordado iniciar una mesa de trabajo en la que consensuar el texto del proyecto de ley”.

Por su parte, Mar Cambrollé ha asegurado que sus impresiones tras el encuentro son “más de lo mismo” porque considera que hablar de crear una mesa de trabajo cuando “no es un texto nuevo que haya que consensuar” es como “tirar balones fuera”.

Los colectivos trans presentes en la reunión han hecho entrega a la ministra de la propuesta de Ley Trans registrada el pasado 23 de febrero de 2018 por Unidas Podemos y que fue elaborada, según indican, “en un proceso amplio y participativo” de los colectivos trans y de familias. Dicha propuesta decayó cuando se disolvieron las Cortes.

También le han hecho entrega de un documento de apoyo al trámite urgente de la misma, firmado por 146 entidades LGTBIQA+, feministas, de defensa de los DDHH, políticas y sindicales; y otro documento firmado por 600 profesionales, desde catedrátiques de Derecho Constitucional, hasta profesionales de la Psicología, la Sexología, la Docencia, el Trabajo Social y la Medicina, entre otras, que apoyan dicho texto e instan al Gobierno a tramitarlo con urgencia.

Blindaje social y científico

“Se puede aseverar que este proyecto de ley, además de haber sido elaborado en un amplio proceso participativo, cuenta con un gran blindaje social y científico”, han asegurado desde la Confluencia Trans.

Esta ley, según ha precisado Mar Cambrollé, “no viene a pedir derechos nuevos ni tampoco privilegios” sino “poder vivir con el disfrute los mismos derechos que el resto de la ciudadanía” como “el derecho a un trabajo”, a “una educación que no excluya” o a la “identidad”.

“Es una ley que tiene que reparar una deuda histórica. Venimos de una sociedad franquista y oscura, hemos pagado muy caro ese régimen que nos impidió estudiar, que nos criminalizó y encarceló. Hay una generación superviviente no muy amplia de más de 65 años que está en extrema precariedad y pobreza por esa exclusión. Es el momento de la reparación”, ha subrayado Cambrollé.

“No estamos pidiendo la luna”

Por todo ello, han pedido a la ministra de Igualdad que, en lugar de trasladar “buenas palabras”, dé “prioridad” a la Ley Trans y se tramite “con urgencia”. “Tampoco estamos pidiendo la Luna”, ha subrayado Cambrollé.

En la reunión con Montero también han estado presentes las familias con hijes trans, quienes han puesto de manifiesto los “graves conflictos” que soportan “a diario” cuando las personas menores “se ven negadas en la educación, así como en sus necesidades sanitarias”, tal y como ha señalado la portavoz de familias de la Confluencia, Natalia Aventín.

“El Gobierno de España se encuentra ante un dilema histórico, seguir perpetuando la discriminación de las personas trans o ser un referente en la defensa y blindaje de los Derechos y protección de las personas trans”, ha añadido la también portavoz de familias de la Confluencia, Carola Alonso.

Desde la Confluencia Trans recuerdan que el próximo sábado 4 de julio hay convocada una concentración a las 18 horas en la Puerta del Sol de Madrid, así como en algunas comunidades autónomas, para reclamar el trámite urgente de la Ley Trans Estatal. Hacen un llamamiento a toda la sociedad civil a acudir y secundar dicha concentración, “ante la alarmante oleada de discursos anti derechos trans provenientes no solo de la ultraderecha sino también de sectores con incidencia en las políticas gubernamentales”.

La semana pasada, representantes de colectivos de personas trans y de sus familias ya se concentraron ante el Congreso de los Diputados para exigir el registro “inmediato y urgente” de esta Ley Trans estatal y advirtieron de que hoy en día el “rugido de la caverna” proviene de sectores progresistas con discursos que “abrazan a la ultraderecha”.

“Si la primera semana de septiembre no tenemos una fecha de registro, yo iniciaré una huelga de hambre indefinida hasta que tengamos la fecha”, señaló en ese momento Mar Cambrollé, en declaraciones a los medios a las puertas del Congreso de los Diputados. Ya lo hizo en octubre de 2018, junto a otras 16 activistas, si bien la huelga fue desconvocada al día siguiente tras obtener el compromiso de impulsar la Ley Estatal Trans por parte de Podemos, cuando este partido estaba en la oposición.