Etiquetas:
Maaike ha dado a luz une bebé sane y libre de la enfermedad.

Fuente (editada): cromosoma X | 2020/09

Un hombre trans fue la primera persona fuera de China en dar a luz con coronavirus, e hizo historia médica como la primera persona en tener un parto sin cesárea mientras estaba infectado.

Maaike, de 43 años, dio a luz a un bebé sano en marzo, según una entrevista con su pareja en el Sunday Mail de Australia, y en el centro médico le dijeron que era el primer nacimiento sin cesárea en el mundo de une paciente con COVID-19.

Si bien les bebés habían sido entregades en China a progenitores con coronavirus positivo, el gobierno chino hizo obligatorio que fueran partos por cesárea debido a los riesgos para la salud.

La pareja de Maaike, Holly Zwalf, contrajo COVID-19 en febrero mientras asistía al funeral de su abuela en el Reino Unido.

A su regreso a Queensland, Australia, donde vive con su hijo de cuatro años, Zwalf se enfermó.

“No tenía ni idea de que tenía el coronavirus cuando me dio fiebre dos días después de llegar a casa”, dijo. “Cuando fui a ver a mi médico ya no tenía fiebre, así que también asumió que estaba bien”.

“Resulta que no lo estaba”, añadió Zwalf, que fue el 15º caso de coronavirus en Queensland.

Maaike, Zwalf y el hijo de Zwalf dieron positivo en el test de coronavirus después de que el niño de cuatro años de Maaike se enfermara y fuera llevado al hospital.

La pareja se puso en cuarentena por separado con su hijo.

“En ese momento mi pareja estaba un par de días fuera de su fecha de parto”, explicó Zwalf.

“En aquel entonces los datos sobre el embarazo, COVID-19 y el nacimiento eran muy escasos, y estábamos en aguas inexploradas”.

“En China se habían realizado cesáreas obligatorias […] pero, junto con un panel de personas expertas en enfermedades infecciosas y parteras, decidimos intentar un parto sin cesárea”.

Otra complicación fue que Maaike tiene fibrosis quística, por lo que había “grandes preocupaciones” de que el virus entrara en sus pulmones.

Sin embargo el nacimiento fue todo un éxito y le bebé nació sane y libre de COVID-19.

El nacimiento de Maaike, que batió un récords, es ahora el centro de la investigación del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Universidad Sunshine Coast.

En Australia, más de 250 hombres trans han dado a luz en el último decenio.