Etiquetas:
La ordenanza fue sancionada y estará vigente desde que el Ejecutivo la promulgue. Obliga al Estado local a garantizar que al menos el 1 por ciento de la planta de empleos municipales sea ocupado por personas travestis o transexuales. Varias personas trans del colectivo local presenciaron la sesión y celebraron su aprobación por unanimidad

Fuente (editada): La OPINIÓN | Febrero 20, 2020

El colectivo trans sampedrino logró un reclamo que venían sosteniendo desde hace tiempo y desde este jueves San Pedro también tiene una norma que garantiza el cupo laboral para personas travestis y transexuales en el ámbito de la Municipalidad.

Hubo que esperar un año y medio desde que la concejala del ahora Frente de Todos, Soledad Llull, se hizo eco del tema y lo transformó en un proyecto de ordenanza. Tras dictaminar en minoría en la comisión de Desarrollo Humano, la oposición logró que el oficialismo acompañe en Peticiones y el expediente llegara a sesión.

La ordenanza obliga a que el Municipio garantice en su planta de trabajadores una proporción no menor al 1 por ciento de personas travestis y transexuales y a “establecer reservas de puesto de trabajo a ser exclusivamente ocupado por ellas, con el fin de promover la igualdad real de oportunidades en el empleo público”.

El gobierno deberá crear un registro de aspirantes a obtener un empleo municipal, en el que travestis y transexuales dejen sus datos personales, los estudios alcanzados, sus antecedentes laborales y penales, etc.

Alexa Pettone, deportista trans, referente de la colectividad local y miembro de la agrupación San Pedro Diversidad, expresó su “emoción” por la sanción de la ordenanza y destacó la importancia de “debatir estos temas, recapacitar sobre la problemática de las minorías, para empezar a generar políticas públicas que generen más inclusión e inserción”.

Franco, un joven trans que cursa la secundaria y también milita en San Pedro Diversidad habló con La Opinión tras la sanción de la ordenanza. “Muy feliz. Esto debería haberse aprobado hace rato para todas las personas trans. Estamos felices, porque es una etapa nueva para lograr muchas cosas más”, dijo.

“Hoy en día mucha gente necesita trabajo y más las personas trans. Las chicas tienen perspectiva de vida hasta los 35 años, el tema de la prostitución. Los varones trans siempre somos discriminados por la calle, en los baños, porque si entrás a un baño de varones siempre hay alguien que te dice ‘vos no tenés que estar en este baño’, estas son cosas que se viven todos los días”, contó.

San Pedro tiene cupo trans para el empleo municipalLa ordenanza fue sancionada y estará vigente desde que el Ejecutivo la promulgue. Obliga al Estado local a garantizar que al menos el 1 por ciento de la planta de empleados municipales sea ocupado por personas travestis, transexuales o transgénero. Miembros del colectivo trans local presenciaron la sesión y celebraron su aprobación por unanimidad.

Geplaatst door Sin Galera op Donderdag 20 februari 2020

 

Cuando se produzca una vacante, deberán informarlo para que comience el proceso de selección vía concurso y previa difusión en los medios de comunicación de los requisito. La autoridad de aplicación será el propio Ejecutivo y deberá determinarla con especificidad en la reglamentación.

Además de establecer la obligatoriedad de garantizar el 1 por ciento de la planta de personal municipal para personas travestis y transexuales, la ordenaza establece que se deberá elaborar un programa de concientización para “promover la importancia de la inserción laboral equitativa e igualitaria”.

De la misma manera, el gobierno deberá impulsar “campañas sobre respeto a la diversidad sexual en los distintos sectores del mundo laboral, y en los distintos programas que articula la Oficina de Empleo municipal”.

“La inserción al mundo laboral viene a garantizar derechos que hoy no tienen: acceso a la jubilación, un sueldo fijo, cobertura social”, señaló la concejala Llull y agregó que “se trata de una minoría muy expuesta a situaciones de riesgo, de vulnerabilidad, situaciones que ponen en riesgo su vida”.

Del lado del oficialismo, el concejal Alejandro Donatti destacó que “parece increíble que tengamos que estar normando cuestiones que deberíamos tener incorporadas por el solo hecho de la condición humana” y repasó los logros en materias de satisfacción de derechos de las últimas cuatro décadas de democracia en el país.

De la misma bancada, la concejala Elisa Ferraro, militante de la diversidad desde su condición de persona no vidente, felicitó al colectivo trans por su lucha y señaló: “Insertarse al mercado laboral suele ser difícil para quienes no respondemos a los parámetros de ‘convencionalidad’ o ‘normalidad’. Estoy orgullosa de ser testiga y parte de este paso adelante”.