Etiquetas:

Fuente (editada): HUELVA INFORMACIÓN | María Fernández | 18 dic 2021

Todo comenzó cuando una niña trans de 11 años del CEIP César Barrios de la localidad de Lepe comenzó a sufrir insultos y ataques por parte del alumnado del colegio. Tras ver lo ocurrido, el equipo directivo y docente tomó cartas en el asunto y la respuesta de todo el centro en apoyo de la niña y para remover conciencias contra la transfobia se ha hecho viral: el director y muchos de sus profesores han recibido a les alumnes vestidos con faldas y con las uñas pintadas. 

Tal y como recogen en Informativos Telecinco y en El Recreo Diario, la niña, de quinto de Primaria, comenzó a recibir insultos y burlas de parte del alumnado y hasta llegaron a prohibirle entrar en los baños.

«Desde Infantil sabíamos que esto iba a pasar y ahora ha llegado la maldad», explica Joaquín Hernández, director del CEIP César Barrios, en el citado medio. «Se le nota que no es la alumna ejemplar que era. Todo esto le está produciendo mucha apatía y mucho dolor», dice el director.

Tras lo ocurrido, el centro identificó inmediatamente a las personas responsables, quienes, según explica Joaquín Hernández «lloraron, pidieron perdón, dijeron que no entendían que estaban haciendo daño, mostraron su arrepentimiento y una actitud muy positiva». Después, desde dirección se mandó una circular a todas las familias, explicando el problema e intentando implicar a toda la comunidad escolar. Un hecho que se ha convertido en todo un ejemplo de tolerancia.

 

Tal y como apuntan en la web de Informativos Telecinco, «El colegio es más que matemáticas, lengua, etc. y tenemos que estar a la altura para garantizar el bienestar de nuestres menores. Y vaya por delante, aunque no haga falta, que esto no va de adoctrinar, ni de pin parental, ni nada que se le parezca. Esto va de garantizar la libertad de las personas y de sus derechos, y si yo me pinto las uñas por ejemplo o me pongo falda (para que la niña no se sienta sola y así promover el debate entre les demás para luego poder realizar las explicaciones oportunas) no dudéis en que lo haré y me da exactamente igual estar por las redes sociales o donde sea», aseguraba el director en la circular a las familias.

 

 

‘No soy tu chiste’

Tras lo ocurrido, desde el centro han puesto en marcha la campaña ‘No soy tu chiste’, para gritar bien fuerte que «No se elige la sexualidad ni la identidad de género; nacen con cada persona. Se elige no expresarlo y vivir amargado, o manifestarlo y ser atacado».

Desgraciadamente en ocasiones son las opciones que se dan en la sociedad que vivimos: vivir amargado o ser atacado, pero en el CEIP César Barrios de Lepe esas opciones no existen. «Alumnado, profesorado, personal laboral, madres, padres y cualquiera que lo pise podrá hacerlo como quiera. No juzgamos tu manera de vestir y mucho menos de sentir. Cada día luchamos porque cada alumna, alumne y alumno asista a nuestro centro tranquile, feliz y orgullose de ser quien es. Esto solo es el comienzo», explican.