Etiquetas:
Benasquesa y presidenta de la Asociación Euforia Familias Trans Aliadas, es una activista comprometida

Fuente (editada): DIARIO DEL ALTO ARAGÓN | Elena Fortuño | 1 MAY 2022

¿Cómo y cuándo llegas a este cargo?

— Con Euforia estoy desde 2019, aunque antes había estado en otro proyecto de familiares de personas “trans”. Es una asociación a nivel estatal con representación en todas las comunidades autónomas. En España, está todo muy centralizado en Madrid, y hay veces que nos tenemos que desplazar, así que hago muchos kilómetros. Me encantaría traer algo al Valle de Benasque, soy muy montañesa, pero no hemos tenido implicación de las administraciones. Hemos trabajado algo con los ayuntamientos, pero no ha habido interés de Comarca o Diputación de Huesca, aunque yo sigo optimista. Este año pasado, hicimos una formación con el Cabildo de Fuerteventura para profesionales de Protección Civil y fuerzas de Seguridad del Estado. Es cuestión de voluntad, depende de la sensibilidad de las administraciones porque gente “trans” hay en todas partes.

¿Crees que el territorio afecta a la hora de abordar la transexualidad?

—Es una realidad que hay que abordar desde todos los territorios. Hay mucho mito con que los pueblos son más cerrados, pero creo que los entornos rurales a nivel social son más amables. Si vienes de fuera y no te conocen es una barrera más, pero si estás integrado en la sociedad es más fácil que en una ciudad porque la gente te clasifica por muchas facetas, por el colegio, por el deporte, por la familia. En una ciudad, al ser anónimo, ser “trans” te marca y es más difícil saltar los prejuicios. Eres más anónimo, pero eso te lleva a la soledad y la marginalidad. Aún así, hay personas que están bien o mal en ciudades o en pueblos porque cada persona particularmente tiene su vivencia.

¿En qué consiste la “Ley Trans” que le demandáis a Pedro Sánchez?

—Le hemos pedido una reunión y esperamos que nos reciba porque adquirió un compromiso personal en el programa electoral, en la investidura y cuando visitó el valle de Benasque que tuve la oportunidad de hablar con él. Necesitamos que respalde personalmente la ley porque no es una cuestión económica, son derechos humanos y no se puede tener una posición tibia.

Es una ley que incluye el libre reconocimiento de la identidad de una forma sencilla, sin patologizar; crear un marco jurídico con las personas no binarias; reconocimiento específico a la suma de violencia que sufren las mujeres “trans”, excluidas del mercado laboral en un 80 por ciento; a nivel sanitario, incluir los tratamientos que puedan necesitar en la cartera común de servicios; y, a nivel educativo, que no se siga adoctrinando con familias nucleares sin diversidad.

-Perteneces también a la Asamblea Transfeminista Valle de Benasque, incidiendo en la vinculación entre ambos conceptos.

—El feminismo es un posicionamiento político que busca un sistema social más justo. Hay una estratificación en la sociedad, donde unas personas tienen más privilegios que otras. Desde el feminismo, se intenta que haya situaciones sociales más justas. Buscamos romper techos de cristal y suelos pegajosos y, en esta transversalidad, entran los colectivos LGTBIQ y “trans”. Cuando amplías derechos beneficias a toda la sociedad.

¿Cómo valoras que DIARIO DEL ALTOARAGÓN recoja vuestras demandas?

—Me importa mucho que DIARIO DEL ALTOARAGÓN se haga eco porque lo va a leer gente de mi entorno que tendrá la posibilidad de informarse. En estos sitios con poca población siempre tenemos la sensación de que no tenemos altavoces. Que haya un medio que siga lo que haces y así te reconozca, me parece digno de agradecer. Con el Diario hemos tenido siempre una buena interacción.