Etiquetas:
El día 17 de mayo es el Día Internacional contra la LGTBIQfobia, en conmemoración de la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la OMS.

Fuente (editada): EL SALTO | Francis Reina Corbacho | 17 MAY 2020

Hoy, Día Internacional contra la LGTBIQfobia, hablamos con algunos de los colectivos LGTBIQ+ de Extremadura. La crisis sanitaria no impide que les activistas sigan trabajando en pro de la igualdad y contra la discriminación por cuestiones sexuales y de género. Charlamos sobre la actualidad, la cuestión LGTBIQ+ en el mundo rural, la transfobia y algunas polémicas recientes dentro del movimiento. Aparecen, por orden de llegada, las respuestas de la Comisión 19M, Extremadura Entiende, Euforia y Fundación Triángulo.

¿Cómo os estáis organizando en medio de esta pandemia y cómo enfocáis el día después de la crisis sanitaria?

Comisión 19M: Nos organizamos a través de un grupo de Whatsapp. Por allí seguimos hablando, coordinando las publicaciones en redes sociales y pensando la mejor manera de mantener candente el discurso LGTBIQ+ en una situación tan excepcional como esta. Después de la crisis tendremos que agudizar el sentido crítico y reivindicar los derechos de las personas LGTBIQ+ en un marco donde, desgraciadamente, las consecuencias económicas nos traerán dificultades añadidas.

Extremadura Entiende: Desde Extremadura Entiende hemos apostado por fortalecer el trabajo en red, con las instituciones, con otras organizaciones LGTBIQ+, no sólo de ámbito regional, sino también de otras comunidades autónoma; y hemos intensificado nuestra participación en la FELGTB como herramienta para apoyar a las mujeres del colectivo. Además, hemos apostado por ofrecer espacios formativos virtuales sobre diferentes temáticas de interés, de relevancia y en colaboración con otras entidades o activistas reconocidas. Se ha promovido y facilitado el acompañamiento a aquellas mujeres LTBI que lo solicitaran, a través de nuestros propios recursos o la Línea Arcoiris puesta en funcionamiento por la FELGTB. El enfoque de trabajo actual y futuro: sin duda debemos pensar en esa nueva normalidad, también las entidades tenemos el reto de adaptarnos a esa nueva normalidad colectiva; Los propósitos y objetivo de la propia entidad y de los acciones no variarán, pero el cómo desarrollar nuestras acciones sí; en este momento buscamos fórmulas para seguir trabajando para del colectivo LTBI sin poner en riesgo la salud de las personas. Teletrabajamos, abrimos espacios de formación, trabajamos en red aprovechando las tecnologías y, sin duda, en este momento repensamos cada una de las acciones por la situación que nos atraviesa de incertidumbres. El Covid nos ha hecho fortalecer alianzas.

Euforia: La pandemia nos cogió desprevenides, como al resto, y hemos tenido que vivir un proceso de asimilación. Nuestra esencia como organización siempre ha estado en el trabajo colaborativo en la distancia, aprovechando las posibilidades que la tecnología nos brinda, por lo que como colectivo no nos ha afectado demasiado, pero eso no quita el trabajo personal que cada familia ha hecho para adaptar su vida a las circunstancias y las intervenciones externas que no se han podido hacer, como formaciones, etc. Teníamos previsto un evento en el que nos íbamos a reunir bastantes familias de todo el Estado, junto a activistas y profesionales trans, que tuvo que ser suspendido. En compensación hemos avanzado en el aprendizaje del uso de las plataformas de reuniones online y hemos hecho dinámicas de grupo con resultados muy constructivos. El futuro, cuando todo esto termine, no sabemos cómo será, pero estamos segures de que encontraremos la manera de seguir desarrollando el proyecto.

Fundación Triángulo: Desde Fundación Triángulo no hemos parado ninguno de nuestros proyectos, con todas las incertidumbres, desde el inicio, supimos ver la excepcionalidad de los momentos y lo que iba a suponer para las personas LGBTIQ+, también a nivel internacional, desde el área de Cooperación al Desarrollo. Desde nuestra entidad, a través de los proyectos como el Servicio Plural, el Programa de atención a la diversidad familiar, el Programa para la prevención de VIH y  el Punto de atención a personas trans, apoyados por la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales y las diferentes áreas, tratamos de organizarnos para reforzar el trabajo online y poder actuar en casos de emergencia. Durante este tiempo hemos estado atendiendo a personas LGBTIQ+ de manera remota, hemos tenido que atender algún caso puntual de forma presencial y somos conscientes de que, en algunos casos, hay demandas que no se han realizado por dificultad de acceso fuera de redes sociales. Eso va a marcar el día después. Abriremos puertas para que quiénes no han tenido acceso a nosotres, que son, por otra parte, las personas más vulnerables o con los derechos más vulnerados, puedan hacerlo. Se abrirán las puertas para que quienes más lo necesitan puedan acudir a nosotres de forma presencial o para que podamos llegar a sus pueblos o lugar de residencia para atender sus necesidades.

¿De qué forma trabajáis en las zonas rurales y cómo atajáis las problemáticas específicas de las personas LGTBIQ+ que viven en los pueblos de Extremadura?

Comisión 19M: Aunque nuestro colectivo tenga un carácter regional, también desarrollamos nuestros activismos allí donde residimos. En nuestra Comisión hay personas de distintos pueblos de Extremadura y colaboramos con las entidades existentes en dichas localidades. Don Benito Orgullosa es un buen ejemplo: junto a compañeres feministas y LGTBIQ+ como Lisístrata, Achikitú, Ultravioletas… llevamos a cabo multitud de iniciativas. Justo en esta semana, que culmina hoy con el Día Internacional contra la LGTBIQfobia, hemos organizado jornadas virtuales por la lucha contra la discriminación, murales para que les más peques elaboren murales con sus familias, talleres de cuentacuentos por la diversidad, etc.

Extremadura Entiende: Tradicionalmente se trabaja mucho con acciones presenciales, con las Asociaciones de mujeres, promoviendo actividades de formación o visibilización en el entorno rural; en cuanto esto se pueda recuperar, volveremos a visibilizarnos en el entorno rural. Hay que tener en cuenta que la realidad de las mujeres rurales LTBI son muy diversas, por eso buscamos la cercanía en cada acción que realizamos. Por otra parte, en este momento, nuestros puntos de apoyo para llegar al entorno rural son los propios ayuntamientos, las oficinas de igualdad y los Agentes de Desarrollo Local, con quienes intentamos que los mensajes y acciones que se organicen lleguen al mayor número de personas; y los consistorios, las redes sociales de los mismos y su personal, son ahora vectores para que las mujeres LTBI sientan que estamos ahí.

Euforia: Euforia es una organización estatal con sede en un pueblecito del Pirineo, que es donde reside su presidenta, Natalia Aventín, por lo que el entorno rural es un elemento de trabajo tan cotidiano como el urbano. En el entorno rural la proximidad de las administraciones a la población nos suele facilitar algunos contactos y agilizar las actuaciones, pero al final siempre dependemos de las personas que nos encontramos enfrente. Somos muy persistentes e imaginatives a la hora de buscar soluciones en cualquier ámbito porque disponemos de pocos recursos.

Fundación Triángulo: En circunstancias habituales, es decir, fuera del estado de alarma, desde Triángulo Extremadura, siempre atendemos de forma individualizada cada una de las demandas, acercando a las personas, que así lo requieren, la atención específica que necesitan. Esto incluye el desplazamiento a entornos rurales. Somos conscientes de cuál es la geografía y la radiografía de nuestra tierra, por tanto, además de las demandas, el trabajo con los municipios con personas que residen en entornos rurales es imprescindible. Es necesario visibilizar sus realidades, cuidando lo que difundimos desde los distintos ámbitos en los que trabajamos. Las experiencias de personas LGBTIQ+ en entornos rurales en demasiadas ocasiones se trasladan siempre como negativas. Creemos que eso no es el fiel reflejo de lo que se vive en Extremadura. Eso nos hizo apostar por fortalecer La Red de Pueblos contra la LGBTIQfobia y el grupo que trabaja en materia de DDHH desde los proyectos de Educación al Desarrollo que cuentan con la financiación de la Aexcid. Los datos nos revelan que la mayoría de las agresiones se han producido en núcleos urbanos, la realidad refleja que, aunque hay situaciones difíciles sobre las que hay que seguir incidiendo en el mundo rural, también hay historias de vida en positivo y es bueno para todes mostrarlo.

En los últimos tiempos ha habido un aumento de LGTBIQfobia recogido por todos los observatorios contra los delitos de odio. Para vosotres, a día de hoy, ¿cuál es la tabla fundamental de reivindicaciones LGTBIQ+ más prioritarias?

Comisión 19M: Para que vivamos en una sociedad libre y diversa es fundamental que la coeducación diversasexual se incluya en todos los planes de estudio y que las leyes LGTBIQ+ nos reconozcan, nos amparen y nos protejan. No podemos permitir que la LGTBIQfobia sea una de las principales causas de acoso escolar en nuestro país y que el 42% de las personas LGTBIQ+ (y en particular un 63% de personas trans) en la Unión Europea hayan sufrido discriminación en el último año por el hecho de ser lesbianas, trans, bisexuales, gays, etc. No sabemos si somos conscientes de lo que significa que exista un 85% de paro entre las personas trans o que dos personas tengan miedo de ser insultadas por ir juntas de la mano. ¿En qué tipo de sociedad queremos vivir? La exacerbación del odio tiene consecuencias, y ante la discriminación y los movimientos reaccionarios no puede haber medias tintas. La intolerancia es incompatible con la democracia. Exigimos valentía democrática frente al odio.

Extremadura Entiende: Para nosotras, ahora mismo, entendemos como eje prioritario en la lucha contra la LGTBIfobia la defensa y reivindicación de la autodeterminación de género, y muy especialmente la defensa de las mujeres trans, aún más en el contexto actual, ya que son las mujeres que, dentro del colectivo, son mayormente atacadas, las que sufren una mayor discriminación tanto en los diferentes entornos sociales como laborales. Por otra parte, creemos que otra de las reivindicaciones es la necesidad de promover educación en diversidad desde la base, que nos ayude a formar una sociedad del futuro respetuosa, pero que además prevenga el bullying por LGTBIQfobia. Como mujeres lesbianas, trans, bisexuales e intersexuales, queremos que se deje de cosificar nuestros cuerpos, o que se nos insulte por nuestro aspecto físico, o por ir con nuestras parejas de la mano. Además, a nivel jurídico, dos mujeres no pueden filiar a su bebé si no están casadas legalmente y eso es una discriminación frente a una pareja heterosexual, que sí puede hacerlo.

Euforia: Puede ser que haya un repunte, o también puede ser que cada día haya mayor número de organizaciones que recogen esos datos y se encargan de denunciarlos públicamente. Lo que hemos podido observar como organización, es que se está promoviendo una especie de impunidad social a ciertos comentarios y actitudes que hace poco eran impensables en espacios públicos. El auge de movimientos radicales de derechas, o también de las llamadas TERF, voces que se autovinculan al feminismo transexcluyente, están siendo la mecha de algunas agresiones y el origen de mucho sufrimiento. Para EUFORIA, ahora mismo y desde siempre, la reivindicación principal es la aprobación de una Ley de identidad estatal basada en la autodeterminación, cuyo texto esté redactado en primera persona por los colectivos de personas trans y sus familias. No se puede pensar en avanzar mientras las identidades trans siguen estando patologizadas y las personas no binarias ni siquiera existen legalmente.

Fundación Triángulo: Desde FTEx el año 2019 se atendieron un total de 27 personas, en la oficina de atención a víctimas por LGBTIFobia que mantiene la Fundación Triángulo con el apoyo de la Junta de Extremadura. En el presente año, ya han sido atendidas 8, con una clara tendencia al alza entre las que tienen un carácter no físico: en consecuencia al confinamiento vivido, hay un repunte de los casos de agresión y acoso a través de redes sociales. Hasta el momento el total de las personas agredidas en este año no han recibido agresiones físicas. Para nosotres es preocupante que se hayan producido agresiones significativas en espacios tan delicados como la propia Universidad de Extremadura. Los hechos se produjeron a inicios del curso actual, en una de las facultades de formación del profesorado, y la Universidad está actuando al respecto. Nos parece grave que se produzcan este tipo de incidentes durante la formación de personas docentes, quienes, en un futuro. deberán deban garantizar una escuela libre de LGBTIQfobia.  Es significativo también algunos de los casos que se están produciendo en los tiempos de confinamiento. Crece el acoso por redes sociales entre personas muy jóvenes, en ocasiones pertenecientes al entorno escolar y social de las víctimas, que son incluidas en grupos de WhatsApp y otros medios digitales, en grupos donde el único objetivo de quienes permanecen es insultar y menoscabar el honor de las personas LGBTIQ+. Tan cruel llega a ser esta práctica que las víctimas son incluidas una y otra vez en esos grupos a fin de sostener el acoso en el tiempo.

¿Por qué la Ley LGTBIQ+ en Extremadura, pionera en el Estado español, no termina de ejecutarse?

Comisión 19M: Lamentablemente tenemos una ley pionera guardada en un cajón. Sus normas, avanzadas, no se corresponden con un gobierno autonómico comprometido. La Ley LGTBIQ+ en Extremadura sigue estando sin presupuesto, lo que la convierte en papel mojado. Los artículos más fundamentales, como los que nos protegen en el trabajo o en la escuela, siguen sin ejecutarse. Desde su aprobación, día que llevamos orgulloses en el nombre de nuestro colectivo, los colectivos críticos no nos hemos cansado de denunciar la inacción y la falta de aplicación y desarrollo de la Ley. Cinco años después siguen sin mover un dedo.

Extremadura Entiende: Es una ley extensa, que recoge grandes avances, y queremos ponerla en valor. Durante años Extremadura ha sido un referente por ella; pero las leyes deben venir acompañadas de presupuestos y un aumento de recursos para poder desarrollarlas en su totalidad.

Euforia: Las leyes son complicadas de redactar, un poco más de consensuar y aprobar, pero vemos que lo realmente difícil es hacerlas cumplir. Hace falta voluntad política, recursos y que quienes las tienen que aplicar se las crean. Quienes las trabajaron políticamente para aprobarlas ya no están y muchas veces quienes las heredan no tiene los conocimientos porque no son fruto de su estudio y trabajo. Para entender las realidades del colectivo no solo hace falta voluntad y sensibilidad, sino que hay que imbuirse en su realidad con el propósito de aprender y despojarse de prejuicios, falsas creencias y construir un nuevo relato. Es difícil encontrar personas generosas que estén dispuestas a revisarse para deconstruir las creencias cisheteropatriarcales y dar una oportunidad a incorporar en sus esquemas sociales al colectivo.

Fundación Triángulo: El desarrollo de las leyes es complejo. Desde la sociedad civil tenemos la obligación de seguir exigiendo que esto ocurra. Desafortunadamente esto también se vive en otros territorios como Cataluña, pero no podemos cejar en el empeño de darle prioridad. Desde Triángulo hemos pedido que se inicie de forma urgente el trabajo para el desarrollo reglamentario de la Ley, especialmente en el ámbito educativo, y estábamos trabajando para ello. Hemos mantenido diversas reuniones y creemos que las diferentes convocatorias electorales del pasado año no facilitaron que se agilizase toda la labor que queda por hacer. Estos momentos complicados no pueden paralizar el desarrollo de la Ley. Después del Estado de Alarma, y dando absoluta prioridad a la seguridad y al mantenimiento de la vida, que es lo más importante, hay que reclamar que para la garantía de derechos de la población LGBTI es imprescindible.

Hay una discusión permanente entre las TERFs y les transfeministas que afecta al colectivo LGTBIQ+, concretamente a las personas trans. ¿Cuál es vuestra posición al respecto?

Comisión 19M: Hablábamos antes de la peligrosidad de los discursos del odio y, la transfobia, venga de donde venga, es igual de censurable. Nos duele más que proceda de personas que se dicen feministas, pero para nosotres negar a las mujeres trans no es feminismo, es transfobia; perpetuar y defender teorías de opresión no es feminismo, es transfobia; intentar armar teóricamente un discurso excluyente no es feminismo, es transfobia; mermar el desarrollo personal, las diversas identidades y orientaciones sexuales o expresiones de género no libera, ni iguala, sino que discrimina y comprime. Nosotres somos transfeministas, queremos la emancipación y la abolición de todos los resortes sobre los cuales se sustenta la opresión de nuestra diversidad. Como dice el Manifiesto Transfeminista- Transfronterizo: “Hablamos de transfeminismo para incluir todos los otros cuerpos afectos dentro de una lucha feminista autónoma y anticapitalista, aquí estamos todes contra el patriarcado, contra la exclusión binarista arcaica de la dicotomía hombre-mujer”.

Extremadura Entiende: Nosotras tenemos clara nuestra posición al respecto, somos una entidad Transfeminista, que lucha con el colectivo y para el reconocimiento de todos los derechos de las personas trans y, en este caso, ya que somos una asociación de mujeres, buscamos reducir las brechas y discriminaciones que sufren las mujeres trans. En nuestra web, en Facebook queda claro cuál es nuestro posicionamiento.

Euforia: Nuestra organización se autodenomina como transfeminista, por lo que nuestra posición en ese ámbito es nítida. Desde nuestro punto de vista las teorías TERF son una trampa patriarcal que genitaliza las identidades, reduciendo la categoría mujer a la existencia de un útero, muy próxima a las teorías que vinculan a la mujer con el único propósito de gestar y parir. Nuestra percepción de las identidades es mucho más amplia y ligada a cuestiones interseccionales que desbordan las teorías binaristas y dicotómicas. El resultado es un espectro mucho más amplio con espacio para la experimentación y la autodeterminación personal, que no responde a los modelos de distribución de roles y poder patriarcal.

Fundación Triángulo: Nuestra posición al respecto es clara y nítida, la transfobia no cabe en ningún espacio y, bajo nuestro punto de vista y desde el feminismo, creemos que el movimiento TERF carece de sentido. Nos preocupa tremendamente el impacto que esto puede tener dentro del movimiento LGBTIQ+ y dentro del movimiento feminista, pero, sobre todo, nos preocupa que estos discursos de odio están afectando a la población y a las mujeres trans.

Al hilo de esto, hubo una polémica reciente entre el Instituto de la Mujer de Extremadura y Extremadura Entiende. La Administración regional señaló que “invisibilizar el hecho de ser mujer supone una negación del patriarcado y, por tanto, una inexistencia del sentido y la necesidad de la lucha feminista a favor de la igualdad”. ¿Qué valoración hacéis al respecto?

Comisión 19M: El Instituto de la Mujer se autodefine como un organismo que “tiene como funciones el promover y fomentar la igualdad (…) y desarrollar la aplicación transversal del principio de igualdad de trato y no discriminación”. En la web del IMEX se puede leer que “los objetivos del IMEX se centran en la mejora de la sociedad extremeña a través de la eliminación de cuantos obstáculos y barreras se encuentren las mujeres para acceder a todos los ámbitos de la vida en igualdad”. Criticar y cuestionar públicamente a las compañeras de Extremadura Entiende por hablar de identidades trans amparándose en la presunta invisibilización “del hecho de ser mujer” por suponer “una negación del patriarcado y, por tanto, una inexistencia del sentido y la necesidad de la lucha feminista a favor de la igualdad”, es decir, señalarlas en un ejercicio de transfobia público, además de lamentable e impropio de quienes tienen por objetivo la igualdad, nos parece una paradoja inaceptable de un organismo oficial que debe representar a todas. El Instituto de la Mujer también es el instituto de las mujeres trans. Deberían pedir perdón, rectificar y asumir las responsabilidades.

Extremadura Entiende: Desde nuestra entidad consideramos ese comentario como profundamente tránsfobo, al cual articulamos una respuesta pública, que puede verse en nuestra web ya que permanece colgada. Esa nota de prensa publicada por la propia Junta de Extremadura, IMEX y Consejería de Igualdad, fue en respuesta a unos comentarios vertidos en Twitter por perfiles anónimos, tras una formación de “Identidades Trans y acompañamiento familiar”. Este comunicado, sin duda, quebró la confianza de las simpatizantes y socias en estos organismos, no sólo por las formas, ya que se nos cuestionó públicamente sin motivo, sino por el fondo que es aún más grave. Estamos a la espera de poder abordar este hecho con la propia Consejería de Igualdad.

Euforia: Es bastante paradójico que una institución que debe promover la igualdad haga unas declaraciones como estas. Es imposible invisibilizar a las mujeres en un acto donde se aborda la temática de mujeres trans y/o lesbianas. La sociedad patriarcal en la que vivimos es tan evidente que es imposible negar el patriarcado, pero también es evidente que luchar contra este reforzando sus premisas parece más una cuestión cosmética que una intención real de cambio estructural. Nos gustaría poder comunicarnos con el Instituto de la Mujer para que nos expliquen el motivo de estas declaraciones, poder debatir y contribuir desde la asociación en el desempeño de su cometido, pero hasta el momento no lo hemos conseguido.

Fundación Triángulo: Sobre este tema creemos que debemos ser muy respetuoses y que, nuestras compañeras, con quienes mantenemos contacto permanente entre entidades, son quiénes deben decidir si quieren pronunciarse o no al respecto. Respecto a la relación que esto pudiera tener con la pregunta anterior, insisto, la posición de Fundación Triángulo es clara. Creemos que es el momento de sumar, de no dejar a nadie atrás, y las mujeres trans, precisamente, son quiénes han sufrido discriminación sistemática de forma reiterada.

Frente a la reverberación de los discursos de odio y la presencia de la ultraderecha en el panorama político, ¿cuál es el papel del movimiento LGTBIQ+?

Comisión 19M: El de no dar un solo paso atrás. El movimiento LGTBIQ+ debe ser vanguardia, junto a las compañeras feministas y al lado de todas las personas que creen en una sociedad diversa, tolerante y libre, de la construcción de redes de solidaridad democráticas y antifascistas. Aquí no sobra nadie, creemos en la interseccionalidad, en la fraternidad, en el apoyo mutuo. Como decía Paco Vidarte, la lucha frente al odio “sólo es posible y realmente eficaz dentro de una constelación de luchas conjuntas solidarias en contra de cualquier forma de opresión, marginación, persecución y discriminación”. Y el movimiento LGTBIQ+ es clave.

Extremadura Entiende: El movimiento LGTBIQ+ viene de librar muchas batallas, el colectivo sabe qué es que no nos regalen los derechos, sino que hemos tenido que estar constantemente peleando por ellos, y ahora más que nunca nuestro papel es no dar un paso atrás; seguir fortaleciendo el movimiento activista, pero también seguir mostrando la diversidad de nuestro colectivo como un valor en nuestra sociedad; generar redes, la ultraderecha no solo nos ataca a nosotras, por lo tanto es momento de observar la intereseccionalidad y ampliar nuestras alianzas con otros movimientos para apuntalar los derechos conquistados.

Euforia: El movimiento LGTBIQ+ tiene un papel muy importante al evidenciar los parámetros político culturales que se crean para ejercer el control social y que los estamentos de poder (y producción) puedan tenernos a su servicio. La lucha por las libertades del colectivo LGTBIQ+ no se debe entender como una lucha desligada del resto de la sociedad, es una lucha por las libertades, la igualdad y la construcción de una sociedad que no oprima a la ciudadanía. Es una lucha social, que no sólo incumbe a quienes se encuentran en el colectivo: es la lucha de las familias, de las feministas, de los sindicatos, de la cultura, de la educación, de todas las personas sean cuales sean sus capacidades, su origen… Es la búsqueda de un mundo donde la diversidad sea la norma y se valore a cada persona.

Fundación Triángulo: Consideramos que esto hay que analizarlo de forma amplia, pero en un día como hoy lo que hay que dejar claro es que los discursos de odio no pueden tener ningún tipo de espacio. Los avances en derechos en este país, en esta región, se han hecho a pesar de la oposición y de la beligerancia de la extrema derecha. Estos posicionamientos, además, son minoritarios y tenemos claro que las cuestiones de derechos humanos no admiten opinión. Las personas a favor de la igualdad, las personas a favor de la diversidad, las personas, movimientos y organizaciones políticas a favor del avance en materia de derechos, son más, muchas más y esto hay que decirlo ahí fuera. El movimiento LGBTIQ+ ha hecho y sigue haciendo frente a una pandemia, la LGBTIQfobia, que está anclada en el odio. Sabemos lo que es trabajar para romper eso, por tanto es lo que vamos a seguir haciendo, y no podemos permitir que nos utilicen para propagar sus discursos y barbaridades a través de redes sociales.