Etiquetas:
“Las personas trans necesitamos que el Estado de Derecho nos proteja. No es posible que después de 42 años de democracia y de haber superado la dictadura, nos estén haciendo revivir el miedo y la indefensión de sus peores momentos”, dice Mar Cambrollé, presidenta de la Plataforma Trans

Fuente (editada): AraInfo | 148 ENERO, 2021

La gran escalada de odio hacia las personas trans, que va desde la mofa, humillación y vinculación con conductas delictivas hasta brutales palizas a adolescentes y jóvenes trans, es una situación que está reviviendo el miedo de las personas trans (y sus familias) a los espacios públicos, así como a los centros educativos, donde las personas menores de edad están viendo un aumento del acoso.

Así lo denuncia la Federación Plataforma Trans recordando que, según datos del Ministerio del Interior, desde 2013 hasta la fecha los delitos de odio han aumentado un 45% en el Estado español, aunque solo dos de cada diez son denunciados. “Les especialistas señalan que las personas trans son las que menos denuncian, un dato relevante que pone de manifiesto el miedo y la sensación de desprotección por parte de las instituciones”, añade.

Ante la gravedad de lo expuesto, esta Federación que representa a más de 2.700 personas trans en el Estado español, ha solicitado una reunión urgente con el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, así como con la Secretaria de Estado de Igualdad, Noelia Vera, para “tender la mano y juntes poner fin a esta escalada de odio, trabajando sobre propuestas a corto, medio y largo plazo”.

“Las personas trans necesitamos que el Estado de Derecho nos proteja. No es posible que después de 42 años de democracia y haber superado la dictadura, nos estén haciendo revivir el miedo y la indefensión de sus peores momentos”, dice Mar Cambrollé, presidenta de la Plataforma Trans. “Es necesario implementar en España las propuestas de la estrategia LGTBI del Consejo de Europa, y las medidas necesarias para frenar el odio hacia las personas LGTBI que ya han tomado nuestros países vecinos de la Eurozona”, concluye.