Etiquetas:
La activista, poeta, trans y migrante Ágatha Brooks busca expresar su feminidad libre de estereotipos. Sus poemas exponen su realidad como mujer negra trans y migrante VIH positiva en República Dominicana.

Fuente (editada): Afroféminas | Melina Schweizer | 5 septiembre, 2020

EL 28 de Junio del año en curso Agatha Brooks y Catinga Ediciones publicaron oficialmente su poemario que lleva como título su nombre y está compuesto por poemas tales como: “La curiosidad”, rima que pone en evidencia que en la República Dominicana la transexualidad sigue siendo un tabú… “Me miras y creo que es que te gusto. Al final solo es la curiosidad de saber cómo puedo verme tan Eva cuando la biología me hizo Adán. Soy lo que soy, no dejaré de ser lo que soy por más que me digas que no soy lo que soy. Dilemas diarios de que soy por dentro esa flor delicada que florece como otras y no el pasto rústico que todos dicen que soy. Déjame ser, maldita sea, y no me expongas a esos estereotipos de los cuales soy consciente, pero que son la cárcel que no me deja ser”.

Para contextualizar me gustaría iniciar esta entrevista expresando que en la República Dominicana, la Constitución contempla la instauración de un Estado de Derecho que debe garantizar los derechos fundamentales de todos sus habitantes sin importar su orientación y/o identidad sexual, pero la carta magna no impide las persistentes violaciones a los derechos humanos sobre las personas lesbianas, gais, bisexuales y trans, a las cuales la sociedad las expulsa por ignorancia y prejuicio de los ámbitos sociales tales como salud, educación, trabajo, familia entre otros. La invisibilización de las mujeres trans se debe a que la categoría mujer como definición universal parte de una visión cisnormativa que deja de lado a las mujeres trans, sus derechos y necesidades.

 

Agatha Brooks. Foto de @esemismoale2

Agatha Brooks. Foto de @esemismoale2

Agatha Brooks. Foto de @esemismoale2

Agatha Brooks. Foto de @esemismoale2

 

Ágatha nació en Nassau, Islas Bahamas, a los dos años de edad migró hacia la República Dominicana. Ella se define como una mujer trans negra que espera que en algún momento se pueda hormonar, y que no quiere operarse nada. “Soy demisexual, poliamorosa y translebian, hago activismo y trabajo gracias a que un amigo me introdujo en TRANSSA (Trans Siempre Amigas)”. 

… “Escribo porque es mi manera de desahogo. También, interpreto (actúo) porque es como magia y canto, entre cuatro paredes, música rock que levanta mi espíritu”.

Ágatha, a través de sus poemas nos habla a corazón abierto sobre las abstracciones universales que nos atraviesan a todos los seres humanos, como lo son el tiempo, el amor y la muerte, cada una de estas entidades están interpeladas por la voz de una mujer trans y migrante de la periferia de Santo Domingo, quien además es VIH positiva, situación que la sumerge más en las opresiones y discriminaciones predominantes en la isla.

En la actualidad Brooks dejo a medio término sus estudios en La Escuela Nacional de Arte Dramático (ENADRD), “Estuve a punto de terminar mis estudios, pero tuve que trabajar más, lo que me impidió continuar porque necesito el dinero para sobrevivir, ya habrá tiempo para terminar”.

Melina: Una etapa muy importante para nuestro desarrollo es la infancia, por eso te pregunto ¿Cómo fue tu infancia?

Agatha: Mi infancia fue algo movida, me mudé mucho en ese tiempo, si mal no recuerdo unas seis veces hasta que terminé el bachillerato. Pero no me puedo quejar, mi familia es clase media y tuve lo necesario para estar bien.

¿Cómo incursionaste en la poesía?

Empecé a escribir y a difundir mis poemas a través de mi blog, Agatha Brook’s Diary. Allí coloco mis poemas a mi estilo, lo que me ha servido de inspiración para seguir mi sueño. También he publicado poemas gracias a Catinga Ediciones y Frasco De Paisaje, en este último tengo un breve espacio donde hice un reto poético de 30 días y un Spoken Word que me dio más ánimos de seguir adelante.

La identidad es un proceso de construcción subjetivo, en base a esto ¿cómo fuiste constituyendo tú feminidad?

Mi feminidad la fui construyendo sobre la marcha. Considero que la mejor forma de feminidad es la que te hace sentir cómoda. Muchas veces deseaba ser como muchas a mí alrededor o como las famosas, pero entendí que debo buscar mi propia forma de ser mujer, sin tantos estereotipos.

Hablando de eso, gran parte de los conceptos que culturalmente engloban la feminidad están afianzados en los estereotipos, es por ello, que me gustaría que me expliques, en tus palabras, cómo es ser trans, negra e inmigrante en República Dominicana.

Es una lucha contante, llena de mucha hipocresía por parte de los hombres (te maldicen en público pero en secreto desean que le hagas favores sexuales para cumplir la fantasía o el fetiche) y, en general, somos para algunas personas como el “hazme-reír” del momento. Aunque no todo es malo, existe un pequeño porcentaje de personas que sí nos respeta y nos hace sentir como cualquier otra mujer.

En tu descripción de Instagram dices que eres VIH positiva, ¿cómo fue enterarte de ese diagnóstico?

Me enteré de que soy VIH+ el 5 de agosto del 2017, cuando fui a hacerme un análisis de rutina. De allí en adelante soy dependiente de una pastilla de por vida, que en este momento hizo que mi enfermedad sea indetectable. Esta experiencia me ayudó a entender que no me cuidé lo suficiente, por eso siempre recomiendo que todas las personas que tengan relaciones sexuales se cuiden, ya que no solo una puede contagiarse por penetración sino también por sexo oral.

En República Dominicana, como en cualquier parte de Latinoamérica, ser VIH positiva produce mucho estigma social. ¿Cómo te sientes respecto a eso?

Al manifestarlo te expones al estigma y al rechazo laboral y afectivo de las personas, por eso la gente lo calla. Yo hablo de esto porque pienso que de esta manera puedo concienciar.

En tu definición personal dices que eres demisexual y translebian, eso ¿qué significa?

Bueno, demisexual forma parte del espectro de la asexualidad, significa que puedes tener sexo o intimidad con determinadas personas luego de conocerlas muy bien y tener confianzas con ellas; y lo de translesbian es la definición para una mujer trans que siente atracción por otras mujeres, algo nuevo que estoy descubriendo tras un gran proceso interno.

Para finalizar esta entrevista me gustaría saber, ¿dónde se puede adquirir tu poemario?

Se puede pedir por correo a Johan Mijal, el creador de Catinga Ediciones, o a través de mi cuenta de Instagram @agathajbrooks, sin ningún costo.

 

Agatha Brooks. Foto de Astral. Cocuy

Agatha Brooks. Foto de Astral. Cocuy

Agatha Brooks. Foto de Fernando Vic

Agatha Brooks. Foto de Fernando Vic

Agatha Brooks. Foto de Lucandry Álvarez Estudio

Foto de Lucandry Álvarez Estudio

 

La poesía es el medio por el cual Ágatha puede visibilizar, concienciar y vivir en plenitud su feminidad, es por ello que voy a terminar esta entrevista con su poema “Mujer”.

La gente me mira con extrañeza por las calles, mi cuerpo con vestimenta de otro género les confunde y eso hace que las burlas se manifiesten ante mi presencia.

No eres mujer, es lo primero que dicen, para ser mujer debes tener la flor que destila rocíos mensuales y dar vida llegado el tiempo oportuno.

No eres mujer, los estereotipos que tengo asignados para ella no los cumples y eso me confunde. 

No eres una mujer, por más que te vistas, maquilles o te asemejes a una, en verdad, tu biología no miente. 

Debo luchar contra todo el mundo para mantenerme firme y no caer en los brazos de la depresión, la baja autoestima, el seguir en el montón. Y seguir a pesar de quienes con placer arrancan el aliento a cada mujer trans. Sí, mujer trans (o mejor dicho mujer sin el apellido trans), no ese hombre vestido de mujer, como todo el mundo suele llamarnos.