Etiquetas:

El dato cuantitativo surge de la Primera Encuesta de Vulnerabilidades de la Población Trans realizada por el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (IPEC) a partir de 372 encuestas a personas trans mayores de 17 años, sobre un universo de más de mil personas trans reconocidas.

Fuente: Télam | 04/12/2019

El 70 por ciento de las personas trans adultas autopercibieron su identidad sexual antes de los 12 años, pero sólo una sexta parte de ellas pudo expresarlo socialmente “en tiempo real” y más de la mitad tuvo que esperar más allá de los 13, según una investigación que sirvió de base para la primera guía de acompañamiento para las infancias y adolescencias trans de la Argentina, realizada con apoyo de Unicef, Onusida y la FALGBT.

Los primeros datos de esta encuesta a los que tuvo acceso Télam muestra que 7 de cada 10 “recuerda haber percibido su identidad sexual antes de los 12 años”, pero sólo el 39,2% pudo “comprender lo que le pasaba” a esa edad, es decir, “de alguna manera ponerle nombre y apellido, entender que eso es ‘ser trans'”.

Pero cuando el foco se desplaza a quienes pudieron expresar abiertamente su identidad sexual -es decir adoptar otro nombre, pronombre, forma de hablar, modo de vestir, entre otras manifestaciones para adecuarse a su construcción identitaria- “ese porcentaje se reduce a 12,3%”, dice el informe.

El subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual de Santa Fe y vicepresidente de la FALGBT, Esteban Paulón, aseguró a Télam que “si bien cada vez es menor la demora entre sentirlo y poder expresarlo” producto de los avances legislativos y el cambio social, ese desfase todavía existe producto de “la represión del entorno -que dice ‘no hagas esto o lo otro’ o ‘comportate como un hombrecito’- o que no es lo suficientemente abierto para que las infancias y adolescencias puedan contar lo que les pasa”.

Sólo el 12% de quienes se perciben trans antes de los 13 años pudieron expresarlo

“Esa imposibilidad de expresar en tiempo real su identidad sexual autopercibida es parte del origen de la vulnerabilidad en la que crecen y se desarrollan las personas trans, por eso trabajar la visibilidad durante el periodo escolar permitiría una expresión más temprana y sería preventivo de infancias que se transitan con enorme angustia, exclusión y vulneración de derechos”, dijo.

De hecho, la misma encuesta reveló que el 51% de las personas entrevistadas tuvo al menos un intento de suicidio.

“El acompañamiento a las infancias trans y la construcción de entornos abiertos y amorosos, es la mejor política pública para prevenir y erradicar la discriminación y la exclusión hacia personas trans: con este objetivo, entre otros, lanzamos esta publicación”, concluyó.

La guía “Infancias y adolescencias trans y de género variable: orientaciones para su acompañamiento” busca ser una herramienta para capacitación y formación de profesionales de la Educación, el Trabajo Social, el Derecho, la Medicina, la Enfermería “y cualquier otro agente estatal que tengan la responsabilidad de garantizar los derechos de la infancia y adolescencia, que busca ratificar la perspectiva despatologizadora”, dijo.

“Une niñe o adolescente que está expresando una identidad trans no tiene un problema: sólo hay que trabajar los entornos para que le permitan expresarlo libremente”, concluyó.

Sólo el 12% de quienes se perciben trans antes de los 13 años pudieron expresarlo

Otros mitos fuertemente arraigados que esta guía busca ayudar a despejar son “que el sexo -la orientación sexual y la identidad sexual- nace con la mayoría de edad”, que “la infancia y adolescencia ‘se puede arrepentir'” de la construcción identitaria que están realizando, que “la expresión de género debe corresponder en un 100 % al estereotipo” correspondiente y “que todes les adolescentes y jóvenes requieren de tratamientos hormonales e intervenciones quirúrgicas para hacer su transición social”.

La guía fue elaborada a partir de la experiencia de un “servicio inédito en América Latina”: el ofrecido por el Gobierno de Santa Fe acompañando a más de 140 niñes y sus familias en el marco del Proyecto Género y Familia; y además es “la primera la primera publicación que acompaña UNICEF, ONUSIDA y ONU ARgentina en relación a las infancias y adolescencias trans y de género variable”.

Además de Paulón y Passarelli, participaron de la presentación el Coordinador Residente de ONU Argentina, Roberto Valent; la representante de UNICEF Argentina, Luisa Brumana; la Presidenta de la Red LACTrans, Marcela Romero; la directora del Instituto contra la discriminación de la Ciudad de Buenos Aires, María Rachid; y la presidenta electa de la FALGBT, Flavia Massenzio, entre otras personas representativas.