Etiquetas:

Fuente (editada): Criterio.hn | abril 17, 2020

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet mostró su preocupación por la vulnerable situación que viven las personas homosexuales, transexuales e intersexuales (LGTBIQ+) durante el confinamiento.

La Comisionada solicitó a los Estados adoptar medidas que aseguren a las poblaciones de la diversidad sexual no enfrentar discriminación o represalias por solicitar atención médica en medio de la crisis sanitaria por el COVID-19.

«Las personas LGBTI están entre las más vulnerables y marginadas en muchas sociedades, y entre las más expuestas a COVID-19. En los países donde se criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo o las personas trans son atacadas, ni siquiera pueden buscar tratamiento por temor a ser arrestadas o a la violencia», indicó Bachelet.

También señaló que conoce que los esfuerzos para enfrentar la pandemia solo funcionarán si se protegen los derechos de todas las personas a la vida y la salud. Para las personas LGBTI, esto significa identificar y abordar las formas en que son particularmente vulnerables, asegurar que no enfrenten discriminación y buscar soluciones. También significa asegurar que sus voces sean oídas.

La Comisionada dio a conocer una guía de orientación para que los Estados y otras partes interesadas puedan hacer uso con el fin de hacer respetar los derechos de la comunidad LGTBIQ+ durante el coronavirus.

La guía publicada identifica las preocupaciones principales y establece acciones clave en el contexto de la pandemia.

Esta guía incluye garantizar que las medidas introducidas para disminuir el impacto económico de la crisis tengan plenamente en cuenta a las personas LGBTI, pues tienen más probabilidades de estar desempleadas y vivir en la pobreza que la población general.

De igual manera, con las restricciones de quedarse en casa, gran parte de la juventud LGBTI está confinada en entornos hostiles con familiares o cohabitantes que no les apoyan, lo que aumenta su exposición a la violencia, así como su ansiedad y depresión. Es esencial que los servicios de apoyo y los refugios permanezcan disponibles durante este periodo.

«Para el Colectivo LGTBI su casa puede no ser un lugar seguro. Dada la petición #QuédateEnCasa y las medidas de confinamiento, hay que asegurar el acceso a alojamiento y apoyo durante la crisis» aseveró Bachelet.

Por su parte, Michel Forst, el Relator Especial sobre la Situación de los Derechos Humanos escribió en su cuenta oficial de Twitter «Estamos alarmades por el aumento de informes de asesinatos y otras instancias de uso excesivo de la fuerza dirigido a personas particulares que viven en situaciones vulnerables. Las personas en situaciones vulnerables ya se ven afectadas de manera desproporcionada por el virus».

De igual manera, Kevhin Ramos, Secretario de Juventudes de la Plataforma Derechos Aquí y Ahora hace un llamado al Estado para proporcionar campañas de sensibilización para erradicar la discriminación y estigma que enfrenta las personas LGBTIQ+ por su orientación e identidad sexual y expresión de género, ya que son las principales barreras que tienen las poblaciones para acceder a los derechos de salud y educación que debe garantizar el gobierno.