Etiquetas:
La Comisión de Igualdad ha aprobado 62 de las 74 enmiendas parciales que habían sido presentadas al proyecto del Ejecutivo, y la docena restante se ha retirado.

Fuente (editada): PERIÓDICO CLM | S. Jiménez | 20 ABR 2022

La ley de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI de Castilla-La Mancha ya está lista para su aprobación, después de que este miércoles se haya dado luz verde a 62 de las 74 enmiendas que los grupos parlamentarios habían presentado al proyecto impulsado por el Gobierno autonómico, a través de la Consejería de Igualdad, mientras que la docena restante ha sido retirada.

Una ley con la que se saldará una “deuda histórica” con este colectivo que ha sufrido discriminación, violencia e invisibilidad durante muchos años y que aún hoy “necesita la protección de sus derechos”.

Así lo destacaba el pasado mes de febrero la consejera de Igualdad, Blanca Fernández, tras la aprobación por parte del Consejo de Gobierno del proyecto de ley, recordando que esta norma es un desarrollo de la Constitución y que no es otro su objetivo que “garantizar la igualdad real, la igualdad efectiva y el derecho a la no discriminación” de las personas por su orientación o identidad sexual.

Una propuesta a la que desde los grupos parlamentarios se habían planteado diversas enmiendas parciales. Todas ellas se han debatido este miércoles en el seno de la Comisión de Igualdad, 26 planteadas por Ciudadanos y otras 48 del Partido Popular, de las cuales se han aprobado 23 de la formación naranja -18 de ellas transadas por el PSOE y otras tres retiradas-, y 39 de los populares -con 13 transaccionales por los socialistas y otras 9 retiradas-.De este modo, y tras la unanimidad conseguida en la votación de todos los artículos, el proyecto de ley queda listo para su debate y votación por el Pleno, ante el cual será ponente la diputada socialista Charo García Saco.

Un consenso y “tono del debate” que ha agradecido la presidenta de la Comisión de Iguladad, Marisa Sánchez, al igual que el trabajo realizado por los tres grupos para que todas las votaciones hayan podido salir por unanimidad, lo cual ha precisado de un largo receso para la negociación.

Igualmente les portavoces de los tres grupos parlamentarios han manifestado su satisfacción por el grado de consenso alcanzado, lo que ha llevado a que no se haya registrado ningún voto en contra respecto a las enmiendas, y han coincidido al señalar la necesidad de esta ley en Castilla-La Mancha, así como el alto grado de participación y consenso alcanzado en la misma.

Desde Ciudadanos su portavoz en la comisión, Elena Jaime, ha considerado que esta ley “enriquece y apoya” los derechos que ya tienen las personas LGTBIQA+, aunque ha lamentado que pese a que la sociedad sea “moderna, globalizada y del siglo XXI” en los últimos tiempos algunos grupos “muy reducidos” vuelvan a atacar al colectivo.

Considera así que esta norma debe evitar que a estas personas se las “señale o discrimine”, para lo cual es fundamental que la ley LGTBI incida en la educación, la formación y la concienciación para contribuir a la no estigmatización.

Por su parte la portavoz del PP en la comisión, Gema Guerrero, ha subrayado también la “necesidad” de esta nueva norma, puesto que a pesar de existir en la sociedad actual “un alto grado de aceptación de las diferentes formas de orientación sexual”, todavía en algunos ámbitos persisten “comportamientos discriminatorios”.

Así desde el PP consideran que del mismo modo que ya existe legislación al respecto tanto a nivel internacional como nacional, es positivo que haya una normativa autonómica, a la que han presentado enmiendas con el único fin de mejorar el texto en cuestiones “fundamentalmente lingüísticas y sintácticas”, ha precisado la diputada popular.

Finalmente, la diputada socialista Charo García ha mostrado su satisfacción por el consenso alcanzado, al haber demostrado que “la política útil existe” y que con voluntad se puede llegar a acuerdos para mejorar la sociedad.