Etiquetas:

Fuente (editada): Noticias por el Mundo | 08 OCT 2021

Hace cinco años la cineasta Anna Kerrington comenzó a escribir una cinta sobre un padre y un hijo, radicados en Montana. Aunque inicialmente era una cinta sobre dos vaqueros que huyen de su pueblo, con el tiempo se convirtió en un proyecto sobre la inclusión, cuando la también directora tomó la decisión de que el pequeño fuera un niño trans.

El actor trans Sasha Knight, quien debutó en la pantalla grande con esta película, celebró que Anna haya elegido a un artista de la comunidad para dar vida a ese personaje. “Mi generación probablemente es más inclusiva con la comunidad LGBTIQA+, pero también es cierto que sólo puedes aprender sobre la realidad de una persona trans si les preguntas», dice en entrevista con El Sol de México.

«Hay otras maneras de aprender, pero la mejor forma es preguntando, y hablando con alguien que haya tenido esa experiencia, porque si no eres trans, nunca vas a comprender lo que sentimos, por eso creo que es importante”, agregó.

La película sigue el viaje de Troy (Steve Zahn), un hombre que lucha con el trastorno bipolar, y tras su divorcio decide llevarse a su hijo trans hacia la frontera de Estados Unidos con Canadá, para que pueda vivir su identidad libremente, y así alejarlo de su madre (Jillian Bell), quien no acepta su decisión, obligándolo a vestir y actuar como niña.

Sasha detalló que su elemento favorito en la cinta fue el hecho de que se trata de una propuesta que no había visto antes, y considera debería suceder más seguido. Dado que él también viene de un pueblo pequeño, indicó que desde que leyó el guion pudo comprender la lucha por la que atraviesa Joe, el personaje que interpreta en la cinta.

«Lo que traje de mi experiencia personal fue el hecho de vivir en Colorado. Por ejemplo, en Los Ángeles hay mucha aceptación, pero eso no pasa en las comunidades de Colorado, entonces fue muy importante para mí traer eso a mi papel».

Pese a que son los hombres quienes suelen mostrar más rechazo hacia la comunidad LGBTIQA+, la directora explicó que para esta película pensó en mostrar al padre como aliado, ya que al padecer una enfermedad mental, él ha experimentado en carne propia el rechazo por ser considerado diferente, y eso fortalecía el vínculo con su hijo.

«En casi todo el mundo las mamás son quienes aceptan más, durante la escritura del guion tuve reuniones con padres y madres de personas trans, y ese era uno de los elementos que salía a relucir», explica. «Troy vive en un mundo que estigmatiza la salud mental, él vivió mucho tiempo sin recibir ayuda, y la gente decidió que estaba loco, y debido a su sufrimiento, pudo conectar con su hijo, quien también es rechazado».

La cineasta mencionó que para ella no era una opción tener a un actor cis (individuo cuya identidad sexual coincide con la asignada al nacer), y subraya que es imposible para alguien así transmitir la verdadera experiencia de una persona trans, y asegura que ella misma aprendió más compartiendo con Sasha.

«Me emocionaba tener a un artista trans, binario o no binario, que pudiera traer su propia experiencia. Es algo difícil de entender si no lo han vivido en carne propia», finalizó. Cowboys se estrena este 8 de octubre en plataformas digitales.