Etiquetas:
Tello, padre de un niño transexual y con años de experiencia en el activismo, es el representante de Euforia Familias Trans Aliadas en Cataluña

Fuente (editada): diari més | Gerard Cañellas | 20/11/2019

David Tello es el representante de Euforia Familias Trans Aliadas en Cataluña, euforia.org.es, una entidad estatal nacida hace cerca de un mes, formada por gente con un largo recorrido en el mundo del activismo que lucha por los derechos de las personas transexuales. Dan apoyo a familias con menores trans, a familias con personas adultas trans y a las propias personas adultas que hayan hecho el tránsito o que lo estén haciendo. Euforia, una entidad transfeminista y que impulsa un lenguaje inclusivo, trabaja en diferentes ámbitos para informar sobre la transexualidad y luchar contra la discriminación que sufren las personas trans. Con respecto a los ámbitos en los que trabajan, el activista incidió mucho en el ámbito laboral «por la discriminación existente», y explicó también que Euforia busca ser «un motor de cambio social».

Tello explica que se inició en el activismo cuando él y su mujer se dieron cuenta de que tenían un hijo trans, Dani, que ahora tiene 12 años e hizo el tránsito con 7. «Dar este paso es la mejor decisión que tomamos en nuestra vida», asegura Tello. El representante de Euforia en Cataluña quiso remarcar también que «la identidad de las personas es el sentimiento íntimo y es muy importante luchar por esta identidad».

Tello explicó también que «lo que denominamos tránsito social es aquel día en que la persona, por fin, viste como se siente identificada y toma un nombre con que todo el mundo se tiene que dirigir». Y añade que «es brutal la felicidad de una persona que da este paso, en la asociación decimos euforia». Tello dijo que «nosotres siempre luchamos para demostrar que la transexualidad no es ninguna enfermedad» y defendió que trabajan también para «romper los tópicos erróneos de que las personas trans nacen con cuerpos equivocados. Eso no es cierto, sus cuerpos son perfectos y funcionales, lo que es errónea es la mirada de la sociedad». El activista explicó que el género «es una construcción social» y desde de Euforia luchan para poner fin a eso, con el binarismo y con los colores en las escuelas: «En el ámbito educativo insistimos mucho en que rompan con la segregación de sexos», por lo que asegura que todavía tienen que trabajar muchísimo «en una sociedad que es totalmente binarista en un modelo heteropatriarcal».

Tello reconoció que en Cataluña se dispone de una ley autonómica, la 11/2014, en contra de la lgtbifobia, y que «uno de los objetivos de Euforia aquí en Cataluña es desarrollar esta ley», y añadió que «se están consiguiendo derechos pero todavía queda mucho». Al respecto, Tello criticó que todavía no haya una ley parecida a nivel estatal: «No puede ser que haya personas trans que tengan unos derechos u otros dependiendo de la comunidad donde vivan». «No tenemos que normalizar la diversidad, sino que tenemos que diversificar la norma», manifestó Tello, asegurando que es una frase que le encanta. «A menudo se habla de que se tiene que normalizar la diversidad, y eso parece que venga a decir que las personas diversas tienen que modificarse y poder encajar para ser normales, hecho que no nos gusta, ya que de por sí la diversidad es normal», defendió Tello, y añadió que «por eso decimos que se tiene que diversificar la norma, ya que es normal ser diverso, hecho que enriquece a nuestra sociedad».